EL BLOG DE PEAZODECOCK

El lobo de internet

POEMA DE ALFONSO USSÍA A zp

POEMA DE ALFONSO USIA A ZP:
Dormía el conde Rodríguez
acostadito en  la su cama:
La pierna izquierda encogida,
la diestra, más  estirada.
(la otra pierna, la de enmedio…
es costumbre no  mentalla).
Dormía plácidamente:
Hay que ver lo que roncaba,
so  la lana del embozo
de su manta zamorana.
Y la condesa Sonsoles ,
que al su lado estaba echada,
roncaba un aria da capo
que ni  la María  Callas…
Y antes de que cante el gallo…
(que lo  suele hacer al alba,
porque sepan las gallinas
quién les canta y  quién les manda….)
con el rostro demudado,
¡Don Rodríguez  despertaba! :
‘¿Qué es aquesto? -diz Rodríguez-
¿Quién mi sueño  sobresalta?
¡A mí la guardia moruna
del Ministro Rub-al-Kaaba!’
Avanzando entre las sombras
que rodeaban la su cama…
ve que  crece, ve que avanza…
la silueta recortada
de un espectro, de un  fantasma…
¡Vive Dios que miedo daba!
Entre nubes de sulfuro
y  otras de canela en rama,
a los pies de Don Rodríguez
el espectro  da la cara:
Va vestido de uniforme,
calzón corto, con polainas…
y, esparcidas por el pecho,
quien en ello se fijara…
no verá  que lleve estrellas,
sino bujeros de bala.
Lleva gafas redonditas
-las que John Lennon llevara-
y así… visto desde lejos,
se da  un aire con Azaña.
Noble porte, talle recio,
cabellera ya  entrecana…
Y quién es y a qué ha venido,
allí mesmo lo declara:
‘¡Yo me llamo Juan Rodríguez :
soy tu abuelo… noramala.
Y aquí  vengo por decirte
cuatro cosas a la cara!’
-‘¿Tú, mi abuelo  idolatrado,
aquél que Franco matara?
¿Tú, la víctima primera
de entre todas las de España? ‘
-‘ ¡Ese soy… y menos coba! ‘
-‘ ¡A mis brazos, camarada! ‘
-‘¡Quita allá!… Menos abrazos,
que de mí no sabes nada:
Si supieras, no le harías
lo que  estás haciendo a España’
-‘Abuelito fusilado…
¿No será que estás  de guasa?
¿No te dieron matarile
los del trapo rojigualda?
Pues que sepas que tu nieto
-que por algo es el que manda-
va  a volver a la contienda
otra vez las dos Españas:
¡Y esta vez  verás, abuelo…
que es la nuestra la que gana!
¡Una España  progresista,
federal-republicana,
asimétrica y cubista
de la  noche a la mañana!’
El abuelo fusilado
mírale y no dice nada…
Mírale muy fijamente,
con su cara de fantasma,
una cara que  parece
que es de cera, por lo blanca…
Y por ella, mansamente,
una lágrima resbala
(que la cara, según dicen,
es el espejo  del alma…)
Ya son setenta los años
que llevo criando malvas
en el cielo del Olvido,
y no sé lo que me pasa…
pero me llena  de rabia
que mi muerte y la de tantos
no sirviera para nada.
Allí estamos a millares
los que la guerra matara…
con su  poquito de gloria,
con su poquito de infamia.
Padres, tíos y  sobrinos,
abuelos de media España.
Allí todos somos uno…
ya no  hay rojos, ya no hay fachas,
vencedores ni vencidos…
Sólo queda la  enseñanza
de saber que el fanatismo
es quien miente y es quien  mata.
Otros muertos más recientes
pueden dar de ello palabra…
(y no veo que por ellos
se te mueva pie ni pata)
Ese es todo  mi mensaje,
mi mensaje de fantasma:
No nos metas a los muertos
de comparsa en la tu causa…
No te cuides de los muertos…
cuídate de los que matan,
los que han hecho de la muerte
su  más próspera jugada.
Ahí te quedas, Don Rodríguez…
Ahí te quedas  en tu cama.
Yo me voy al otro barrio,
que el de aquí me rompe el  alma.

19 de febrero de 2010 Posted by | ESPAÑA, POLÍTICA | Deja un comentario

LEYENDO CALENTITO EN LA CAMA

¡Pues sí!, ahora no hay excusa para leer en la cama (mucho más sano, intelectualmente hablando), que fumar… (feo y peligroso vicio en la cama, dicho sea de paso). 
 
El invento cuenta con albornoz más mangas y guante, dejando libre los dedos índices para pasar página y poder disfrutar de la lectura en ambiente confortable y calentito.
Total comodidad, en tu postura favorita, y en tu cama… ¡ah!, una gozada… todo sea por fomentar la lectura… a mi me gusta leer, quizá no sea mi postura favorita la de la cama, porque me entra sueño y se me cae el libro… 
 
Ya ves que la cama en pareja también puede ser usada para leer… ¿de verdad que con ésto no te entran ganas de coger un librito…?.
 
¡Ale!, os dejo en buena compañía… lo importante es cerrar el libro a la vez y comentar lo que habéis leído… un buen ejercicio, sin duda… 

19 de febrero de 2010 Posted by | LEER | Deja un comentario

POR FAVOR, RÓBAME

El servicio online ’Please Rob Me’ (Róbame, por favor) no hace sino evidenciar con un poco de humor uno de los riesgos que supone compartir públicamente en Internet la geolocalización.

Con la proliferación de los móviles provistos de GPS y aplicaciones de comunicación social cada vez es más habitual utilizar la geolocalización -la ubicación geográfica- para informar de dónde se encuentra uno casi a cada momento.
Esto tiene una parte entre divertida y curiosa pero, aunque es algo cada vez más popular, en la mayoría de los casos carece de utilidad práctica: la gente cercana que realmente tiene que saber dónde estamos lo sabe con más o menos exactitud y sin recurrir a este tipo de aplicaciones. O al menos no tiene que ser información pública. Ir más allá es la consecuencia de subestimar el término amigo, algo muy común en las redes sociales.
Y en cambio notificar públicamente donde se está en cada momento conlleva una serie de riesgos (y una merma en la privacidad individual) que conviene tener en cuenta.

Róbame, por favor

El servicio online Please Rob Me (Róbame, por favor) no hace sino evidenciar con un poco de humor uno de los riesgos que supone compartir públicamente en Internet esa información: por descontado se indica también cuándo no se está en casa. De hecho Please Rob Me no hace nada más que realizar una consulta a Twitter para buscar a aquellos usuarios que hacen uso de Foursquare.
El siguiente paso es filtrar el resultado para obtener información de un usuario concreto. A partir de ahí el resto es casi trivial, sobre todo cuantos más datos personales se ofrezcan en los perfiles públicos.
Por tanto para conocer esta información no hace falta utilizar ‘Please Rob Me’ ni ningún servicio parecido. Basta, por ejemplo, con utilizar Goolge Buzz o Twitter para averiguar dónde está una persona en un momento dado si ésta hace uso de este tipo de aplicaciones.

Cómo evitar compartir la ubicación (o al menos saber qué se comparte)

Twitter permite incluir las coordenadas GPS -es decir, la ubicación casi exacta- en el perfil de usuario y, si la opción está activada, actualiza esa información de forma automática en el caso de utilizar móviles con GPS.
Además ofrecer esa información a aplicaciones de terceros. Si se utiliza Twitter de forma abierta cualquier persona puede ver esta información. En Twitter, esta opción viene deshabilitada por defecto. Se puede comprobar su estado en la opción Configuración.

Sin embargo en Foursquare, una red social basada en la geolocalización que permite compartir los lugares en los que se está, como cafeterías, restaurantes o centros comerciales, por defecto -por la naturaleza del servicio- sí se comparte la ubicación. Los usuarios de Foursquare pueden elegir incluso que se notifique automáticamente esa información a servicios como Twitter o Facebook.
No está de más comprobar qué datos aparecen como públicos en los perfiles de éstos con las opciones Configuración y Perfil, respectivamente y, si es necesario, cambiar la configuración para que sólo personas de confianza puedan verla. Google Latitude y Google Buzz son también ejemplos de servicios que hay que manejar con cierta precaución pero sin paranoia.
Latitude por defecto permite hacer visible a otros usuarios del servicio la localización exacta donde se está en cada momento utilizando el móvil e indicándolo visualmente sobre mapa.

Ambos servicios tienen diversos mecanismos que permiten regular el nivel de exactitud y de privacidad respecto a la información enviada, de modo que también conviene revisarla en la configuración.
En principio Latitude sólo es visible para aquellos otros usuarios con los que expresamente se desea compartir la ubicación, mientras que Google Buzz ofrece esa opción sólo cuando se publica desde un teléfono móvil, pero en ese caso la puede difundir en conversaciones públicas.
Como argumentan los autores de Please Rob Me, “no tiene sentido pedir que nos recojan el correo cuando nos vamos de vacaciones mientras anunciamos por Internet que nos hemos ido.”

19 de febrero de 2010 Posted by | INTERNET, VACACIONES | Deja un comentario

   

FOTOGRAFÍA DE PEAZODECOCK

Hablemos de fotografía.

EL BLOG DE PEAZODECOCK

El lobo de internet

LA COLINA

Un libro de PEAZODECOCK

SEMU DEL ACEHÚCHI

El blog de todos los acehucheños.

A %d blogueros les gusta esto: