EL BLOG DE PEAZODECOCK

El lobo de internet

¿Y SI HUBIERA SIDO AL REVÉS?

Como Facebook no quiere difundirlo y para la prensa internacional no es noticia, no está de más que lo difundamos los cristianos.

ESTA NOTICIA NO TIENE MAYOR IMPORTANCIA ¿VERDAD?, SOMOS OCCIDENTALES “CULTOS” Y NO MUSULMANES (en este caso serian palabras mayores y habría una mayor cobertura informativa), ALGUNOS

Por favor, leer toda la historia abajo.

Cristianos quemados vivos en Nigeria: un holocausto monstruoso, ante la indiferencia internacional.

Y, ¿DONDE ESTAN LOS ORGANISMOS DEFENSORES DE LOS DERECHOS HUMANOS?

 

 

Cristianos quemados vivos en Nigeria: un holocausto monstruoso, ante la indiferencia internacional.

DENUNCIA DEL PADRE Juan Carlos Martos cmf
Segretariato di PV
Missionari Clarettiani

 

Al publicar este impresionante documento gráfico en Facebook, he pretendido denunciar ante la opinión pública internacional unos hechos monstruosos, absolutamente silenciados por los medios de comunicación de masas; un auténtico genocidio tan monstruoso y bestial como los episodios más abyectos de los campos de exterminio nazis.

Para mi sorpresa, facebook me ha recriminado por publicar este documento gráfico, como denuncia del holocausto que sufren los cristianos en Nigeria desde hace más de 10 años. Conforme a la política de seguridad de esta red “social”, la fotografía se ha clasificado como material “pornográfico”, “violento” o “inapropiado” y, por ello, me castiga prohibiéndome subir durante una semana cualquier otra fotografía. Y me amenaza con actuaciones “drásticas” si prosigo en mi intento de denunciar documentalmente la terrorífica conculcación de los derechos humanos en Nigeria.

Este proceder de los responsables, (facebook-España) supongo, es un atentado a la libertad de expresión y un insulto desvergonzado a las 500 víctimas (sólo en este episodio brutal) masacradas por el terror islámico por el simple hecho de ser cristianos.

Yo creía que esta red social, nacida en USA, no hincaba la rodilla ante el terror. Sobre todo tras sufrir en sus propias carnes el espeluznante atentado del 11-S, como nosotros el 11-M, víctimas de la furia enloquecida y salvaje del terror islámico.

Me parece increíble que en España, un estado democrático y de derecho -donde constitucionalmente se garantiza la libertad de culto, expresión y pensamiento (Art.16 y 20 CE)- se intente amordazar a los ciudadanos mediante amenazas y coacciones, vulnerando su libertad de expresión, por considerar “inapropiado” un documento gráfico (no un montaje fotográfico) que refleja en toda su crudeza una realidad bestial.

Por el contrario, los directivos de facebook España, deberían felicitarse de esta denuncia pública -hecha con el ánimo de que esta barbarie jamás se repita, y que se castigue a los culpables- pues es un derecho y un deber ciudadano: un servicio a la sociedad, último objetivo, supongo, de toda red “social” que se precie.

De hecho, si las matanzas continúan, es en buena medida porque se sigue ocultando la verdad al pueblo soberano, no vaya a ser que la sepa y “se indigne”: el silencio cómplice de la mayoría de los medios de comunicación propicia la indiferencia de la comunidad política internacional ante este holocausto monstruoso.

Eso sin olvidar la cobardía instalada en el mundo occidental frente al terrorismo islamista. Entre nosotros, una consecuencia más de la estúpida “Alianza de civilizaciones”: otra lamentable ocurrencia de Rodríguez Zapatero, nuestro ínclito ex presidente de Gobierno. ¿Se imaginan la reacción del terrorismo islámico en el caso, imposible, de una matanza de musulmanes a manos de cristianos en una mezquita? ¿Cómo -y cuánto- de beligerantes serían las portadas de nuestros medios de comunicación condenando los hechos?

Por todo ello, desde este humilde blog, pido a quienes me lean un favor: que difundan por todos los medios a su alcance esta fotografía. Al menos para que sirva de homenaje a estos mártires, ya que, desgraciadamente, facebook parece que ha tomado partido por los verdugos, queriendo ocultar la difusión de tan trágicos acontecimientos.

 

   

Juan Carlos Martos cmf Segretariato di PV Missionari Clarettiani Via Sacro Cuore de Maria-5 00197-Roma

28 de noviembre de 2012 Posted by | POLÍTICA, RELIGIÓN | 4 comentarios

¡¡¡BASTA DE MAMANDURRIAS!!!

Así nos va… tomemos un ejemplo…

 

BASTA YA DE MAMANDURRIAS

Nueva York tiene más de 19 MILLONES DE HABITANTES, Canarias 2 MILLONES
La gente está hasta las narices de que se estén haciendo recortes en prestaciones y sueldos de funcionarios, pero del  susodicho entramado político, ni tocarlo. Esto de internet quizás consiga lo que la calle no sabe hacer. ¿RESTRUCTURAR EL ESTADO?. ¿Y se dejarán los políticos, que son los encargados de realizarlo?

Como es posible que….

Si Nueva York tiene más de 19 MILLONES DE HABITANTES y CANARIAS algo más de 2 MILLONES DE HABITANTES, como es posible que tenga 88 AYUNTAMIENTOS, 7 CABILDOS y 1 COMUNIDAD AUTÓNOMA: 1404 CONCEJALES , 157 CONSEJEROS DE CABILDOS, 60 DIPUTADOS EN EL PARLAMENTO DE CANARIAS, 15 ESCAÑOS EN CONGRESO Y 14 ESCAÑOS EN EL SENADO

TOTAL: 1650 INDIVIDUOS para dirigir una población de algo más de DOS MILLONES DE HABITANTES.

Manda huevos, ¿se imaginan ustedes cuantos mamones tendríamos si tuviéramos los 19 MILLONES DE HABITANTES?

Por cierto, ¿saben ustedes cuantas personas componen el gobierno del AYUNTAMIENTO DE
NUEVA YORK?

51 == CINCUENTA Y UNA

17 de noviembre de 2012 Posted by | ECONOMÍA, ESPAÑA, POLÍTICA | Deja un comentario

ENTREVISTA A JAVALOYS

Joaquín Javaloys es conocido en las Redes Sociales por su libro El Ocaso de las Autonomías, ampliamente promovido por “Recortes para Todos” y “Red de Blogs Comprometidos”.   Ha escrito artículos publicados en la prensa digital y ha sido entrevistado en varias ocasiones en prensa escrita, radio y TV.

Pero Joaquín es bastante más que el autor de “El Ocaso de las Autonomías”. Su faceta de historiador y escritor es también muy interesante y reconocida entre público especializado.  Destacan sus obras El origen judío de las monarquías europeas, publicado en 2000, El grial secreto de los cátaros, de 2001, Yo Parsifal, de 2006 y Yo Juan de Austria, de 2009.

 

– ¿Son,  Joaquín, los libros como los hijos y se quiere a todos igual, o tienes un preferido entre tu obra?

R.: A los libros que he publicado yo los valoro y aprecio desigualmente. De ellos, mi preferido es El origen judío de las monarquías europeas por su temática y por sus originales conclusiones. Se trata de un libro controvertido,  basado en una concienzuda labor de investigación y documentación, que ha aportado una nueva luz a la explicación de la Historia de Europa y que cuestiona planteamientos tales como el sionismo, el antisemitismo o “la limpieza de sangre”.  La crítica lo acogió positivamente y lo calificó de “el mayor secreto de la Historia” (Juan Tomás de Salas, director-editor de la revista Historia16, en el editorial de su número 275). Ese libro mío se encuentra ahora en todas las bibliotecas importantes del mundo. Fue un best-seller.

– ¿Estás actualmente preparando algún nuevo libro? ¿Puedes adelantarnos algo sobre él?

R.: Acabo de terminar un nuevo libro, que yo considero mi obra cumbre.  Ya lo tiene mi editorial y espero que lo publique pronto, en los próximos meses. Se trata de una fascinante biografía histórica, dedicada a un personaje excepcional. Se titula Carlomagno, el carismático fundador de Europa.  La biografía se dedica a una persona carismática que, más allá de sus hazañas como guerrero, fue arquetipo del fundador genial;  pues él fue la instancia originaria del renacimiento cultural carolingio y de un conjunto de poderes e instituciones, tanto a nivel local –monasterios, condados, Marca Hispánica, por ejemplo- como a nivel estatal –Francia, Alemania, Italia…- y al supranacional –la Cristiandad, el Imperio, Europa-.

La obra de Carlomagno, el padre de Europa, pervive actualmente porque, a pesar de que vivió en una época en la que la fuerza primaba sobre el derecho, se impuso la misión de hacer prevalecer la justicia y, en base al universalismo cristiano, reguló jurídicamente las relaciones entre los hombres e instauró una cultura y una ética social en el continente europeo que todavía orientan algunos de nuestros comportamientos.  Pero su más perfecta obra vital fue su desarrollo personal,  ya que el palurdo juvenil  que era se convirtió en un brillante alumno de su escuela palatina y, posteriormente,  llegó a ser un sabio emperador romano-germánico.

 

– ¿Cómo se compatibiliza la economía con la Historia? ¿Qué te interesó antes?

R.: Yo soy una persona multifacética y siempre me han interesando simultáneamente la literatura, las ideas políticas, la economía y la Historia porque, en mi opinión, están interrelacionadas. Aunque no me gusta la especialización, tuve que centrarme primero en lo que me ofrecía un medio de vida seguro a corto plazo, la economía, y me convertí  en economista del Estado y en profesor universitario de política económica.

Yo soy un economista clásico porque me gusta la economía política, la de la polis o  ciudad-estado; es decir, hablando con terminología actual, la macroeconomía. Pero la economía política acabó confundiéndose con la política económica, en la que la economía deja de ser  lo sustantivo y se convierte en lo adjetivo, en un apéndice de la política. Entonces, en mi evolución personal-intelectual me vi inmerso más que en la política propiamente dicha en las ideas políticas y en su evolución histórica; por lo que, en vez de quedarme simplemente en la historia económica, di el salto a la Historia porque, en el fondo, a mí más que las ideas me gustan los personajes, los protagonistas de la Historia.

Desde entonces, para mí ha sido fácil y lógico compatibilizar mi medio de vida, la economía, con mi afición a la Historia (el pasado) porque explica la política (el presente) que condiciona y determina los comportamientos de una colectividad nacional. Y ahora, como escritor, doy preferencia a lo sustantivo: las ideas políticas de los personajes históricos, sobre lo adjetivo: los medios económicos que utilizan para llevar a cabo sus objetivos.  Por supuesto, me encuentro más cómodo y más  a gusto escribiendo sobre política o narrando sobre personajes históricos que haciéndolo sobre temas económicos.

 

– ¿Qué obra de otro autor te ha impactado, ha dejado huella en tu persona?

R.: No tengo un único autor favorito. En mi ya larga vida hay diversos autores cuyos libros me impactaron. Además de La Biblia recuerdo ahora algunos, que cito cronológicamente: El miedo a la libertad, de Erich Fromm; Obra Escogida, de Rabindranaz Tagore; Historia de la Teoría Política, de George H. Sabine; Mística ciudad de Dios: vida de la Virgen María, de María de Jesús de Agreda; El Mediterráneo y el mundo mediterráneo en la época de Felipe II, de Fernand Braudel; Charlemagne, de Arthur Kleinclausz; Los Reyes Sabios, de Manuel Alejandro Rodríguez de la Peña; y Postguerra: una historia de Europa desde 1945, de Tony Judt.

– Respecto a tu obra “El Ocaso de las Autonomías” sabemos que es producto de un seguimiento de años a la evolución de este invento político.  Poca gente sabe que hace años escribiste un profético libro sobre el mismo tema. Cuéntanos sobre ese trabajo, por qué te interesaron las autonomías  y cómo surgió el interés por escribir acerca de esto, entonces y ahora.

R.: Al terminar la dictadura franquista, el Gobierno aprobó el 14 de junio de 1976 una ley que regulaba el derecho de asociación política. La primera asociación política que se aprobó se denominó Partido Popular (que no tiene nada que ver con el actual Partido Popular), del que yo fui uno de los 60 fundadores, y sirvió de embrión del importante partido Unión de Centro Democrático (U.C.D.), que se crearía posteriormente y que acabó siendo presidido por Adolfo Suárez.

Entonces, para los españoles que comenzábamos a disfrutar de una incipiente democracia, la autonomía se nos presentaba como algo deseable y factible, como un buen camino que nos iba llevar a… ¡la libertad, al desarrollo, a dar vitalidad a las comunidades políticas territoriales!, en oposición al centralismo despótico. La descentralización política se presentaba como una profundización de la democracia y de la libertad individual. Y los novatos demócratas de 1978 nos lanzamos con ilusión a demandar una desconocida autonomía que, sin embargo, nos atraía ¡sentimentalmente!. Y nos dejamos llevar de los nacionalistas, del consenso entre los partidos y de lo políticamente correcto. ¡No todos!. ¡No completamente!. Yo mismo tenía dudas: la autonomía ¿era la solución de la cuestión regional o, más bien, un problema?.

Por supuesto, no hubo un debate sobre la autonomía. Nadie advirtió entonces de que la autonomía tenía inconvenientes, ¡y grandes!. Solo unos pocos expertos manteníamos ciertas reservas sobre la bondad del resultado del proceso autonómico. Yo publiqué en abril de 1978 un libro titulado La Autonomía Regional ¿solución o problema? en cuyo prefacio decía que “la autonomía regional, en sí misma, ni es el problema regional ni es su solución; la autonomía regional es precisamente el camino entre el problema regional y su solución. La autonomía regional será buena cuando nos acerque más a la solución de la cuestión regional. La autonomía regional será mala si nos aleja de tal solución. Por eso, la autonomía es, sobre todo, la esperanza, el camino, que ha de hacerse bien, con tiento”.

Los “padres” de la Constitución, incapaces de llegar a un consenso en lo relativo a los preceptos reguladores de las autonomías, elaboraron un Título VIII que dejaba indefinido un modelo autonómico que, finalmente, quedó abierto.

Esa apertura del modelo ofrece un potencial factor de inestabilidad y de enfrentamiento incesante entre el Estado central y las comunidades autónomas, porque no se estableció un techo o límite de competencias transferibles, pues incluso las competencias exclusivas del Estado podían llegar a ser transferidas.

El proceso autonómico español se caracterizó por la improvisación, el desconocimiento técnico, la componenda, el cortoplacismo y la ignorancia de las futuras consecuencias de la generalización de las autonomías. El intenso proceso de traspasos de competencias se realizó de una manera precipitada, sin analizar previamente qué servicios pueden prestarse mejor en el ámbito nacional y cuales en el ámbito autonómico, tal vez porque ese análisis no interesaba a los políticos.

Hoy, treinta y tres años después, es posible comprobar ya si se ha hecho bien o mal el proceso autonómico y si, en consecuencia, existen o no problemas y tensiones territoriales, motivados o no por la partitocracia avasalladora imperante.

Por ello, a finales de enero de 2012 publiqué El Ocaso de las Autonomías donde hago un balance de resultados del Estado de las Autonomías durante los últimos 34 años, que es más bien negativo.

– Toda tu obra tiene una característica común, son libros extraordinariamente  bien documentados. Eso requiere una labor de investigación enorme. ¿Cuánto tardas en escribir un libro como por ejemplo, Yo Juan de Austria?

R.: Para hacer una novela histórica como Yo, Juan de Austria tuve que  llevar a cabo una profunda labor de investigación antes de comenzar la narración. Esa investigación duró bastante más de un año. Posteriormente la redacción  de la novela me llevó unos ocho meses, por lo que en total la elaboración de Yo, Juan de Austria me ocupó casi dos años.

Sin embargo, cuando he escrito obras de historia pura, como El origen judío de las monarquías europeas, o la biografía histórica que he terminado recientemente, Carlomagno, el carismático fundador de Europa, he tenido que dedicar varios años a una rigurosa labor de investigación, más otro año aproximadamente a la redacción de cada obra.

 

 

– Podríamos decir que tu obra en general, y especialmente El Ocaso de las Autonomías, tiene una función didáctica,  y en general mucho de lo que haces últimamente está dirigido a advertir a los ciudadanos acerca del daño que a nuestras cuentas ha provocado este modelo de Estado. ¿Por qué restar tiempo a tu verdadera pasión que es la historia para advertir a una sociedad que renuncia a ejercer de ciudadanos sobre los perjuicios que nos ha ocasionado una estructura de estado que parece que a la mayoría ni le va ni le viene?

R.: Por un elemental sentido de responsabilidad y de justicia social. Yo creo que los intelectuales, que tenemos información y formación,  aunque no tengamos aspiraciones políticas personales, debemos ayudar a los que carecen de formación o de información a reclamar y a conseguir sus derechos cívicos. Yo no puedo permanecer indiferente  a los problemas que tienen mis conciudadanos, en una España empobrecida por la ineptitud y el egoísmo de unos políticos elegidos endogámicamente por sus partidos, cuando hay millones de parados,  suicidios por injustos desahucios y miles y miles de personas que tienen que acudir a Caritas para no morirse de hambre.  Yo no puedo ver a mis hijos y a los de mis amigos, todos ellos magníficamente preparados, buscar vanamente puestos de trabajo y tener que emigrar por no encontrarlos. Yo no puedo ver pasivamente que el crédito de las entidades financieras no se da a las empresas, a los emprendedores  y a las personas que los necesitan porque se conceden a las Administraciones públicas a cambio de que el Estado rescate a los Bancos insolventes con fondos europeos que se consolidan como una deuda del Estado que habrá que amortizarse con el dinero de unos contribuyentes cada vez más esquilmados.

Aunque yo no pertenezca a ningún partido ni tenga aspiraciones personales políticas tengo que luchar, con los medios a mi alcance, por la justicia social, por la regeneración democrática de España y por la desaparición de unas ruinosas y superendeudadas Autonomías, que son cotos de caza, pesca y caciqueo de los políticos, a costa de unos empobrecidos contribuyentes. Ahora, en la dramática situación que padece esta España en crisis económica, política y ética, algunos nos sentimos  obligados a ser levadura que movilice la masa aborregada de unos españoles a los que han convertido en súbditos, antes una dictadura personal, y desde hace 34 años una dictadura oligárquica de partidos políticos. Los “borregos” deben abandonar su silencio, porque ha llegado la hora de que los súbditos se conviertan en ciudadanos con plenitud de derechos cívicos.

Si el tiempo que dedico ahora a  la lucha ciudadana contra la opresora Partitocracia he de quitárselo a mi dedicación a los estudios o a las investigaciones históricas, lo hago gustosamente; pues yo estoy ya jubilado y no vivo de esas investigaciones, que son ocupaciones prescindibles y que pueden hacerse ahora o más tarde. Lo que no se puede demorar más es la lucha ciudadana porque es urgente y necesario que se mantenga el Estado del Bienestar y que se margine  el bienestar del Estado autonómico, que es lo único que  interesa a los políticos.

 

El Ocaso de las Autonomías nos documenta la sangría que significan estas instituciones para el erario. ¿Tu preferencia personal sería eliminarlas, modificarlas, convertirnos en estado federal? ¿Qué camino propones para implementar tu preferencia?

R.: Mi preferencia es lo de menos, lo que importa es que el pueblo soberano tenga la ocasión de decidir democráticamente lo que quiera sobre el futuro de las ruinosas Autonomías. Dicho esto, no me importa “mojarme” exponiendo mi preferencia: como en España no hay recursos económicos para financiar las autonomías territoriales hay que retornar a un Estado centralizado que, a pesar mío, habrá de ser asimétrico para encajar las aspiraciones de las mafias nacionalistas de Cataluña, Euskadi y Galicia. Convertirnos en estado federal sería consolidar lo peor del disgregador autonomismo e iniciar un proceso desintegrador de España como el que tuvo lugar en el siglo XIX, con la primera República, en que la federalización se generalizó y degeneró en un caótico cantonalismo antiespañol, pues hasta ciertas ciudades se declararon independientes de España e incluso Cartagena llegó a solicitar su integración como nuevo estado en…¡los Estados Unidos de América!. Menos mal que ya sabemos, por sus antecedentes  históricos que el federalismo  sería un suicidio anunciado de la nación española. Actualmente, ciertos antiespañoles y bastantes ignorantes quieren llevarnos a un federalismo que tampoco llegará a ser aceptable para las nacionalidades, porque los nacionalistas de Cataluña y de Euskadi solo quieren una España confederal integrada por tres estados: Catalunya (que comprenda todos los países catalanes), Euskadi y Navarra, y la restante España. Eso sí, los nacionalistas quieren formar parte de una Confederación española para seguir formando parte de Europa y para mantener su mercado en toda España, así como los privilegios de un concierto económico fiscal, como el que tienen ahora el País Vasco y Navarra.

– Los políticos, denominados en las redes sociales como la “casta política”, y últimamente como la “elite extractiva”, utilizando terminología del libro “Why Nations Fail?”, son el tercer problema de los españoles, después de la situación económica y el paro.  ¿Qué ha pasado para que personajes como Ortega y Gasset, Manuel Azaña o Unamuno, tengan en el congreso sucesores como José Blanco, Isabel López i Chamosa o Celia Villalobos?

R.: Los actuales políticos se caracterizan por su mediocridad y por su ineptitud. Ello se debe a que, por imperativo de la vigente Ley electoral, son elegidos por los partidos en función de su docilidad a la cúpula del partido, en lugar de serlo por su mérito y capacidad. La tradición endogámica en la selección de nuestros políticos hace que sean cada vez más mediocres e ineptos, pero más obedientes a sus partidos y más displicentes con los ciudadanos, a los que no quieren servirnos porque no dependen de nosotros. En realidad los actuales políticos electos son algo así como empleados de unos partidos que han secuestrado la voluntad popular. Representan únicamente a sus partidos, aunque se atribuyen la representación de los ciudadanos. Los españoles no elegimos a los diputados, solo elegimos a un partido político, porque –conforme a la Ley electoral vigente- estamos tutelados por los partidos; tal vez porque el legislador considera que estamos en minoría de edad política; o sea, que todavía somos más bien súbditos que ciudadanos en plenitud de derechos cívicos.

 

– Nos ha pasado que conversando sobre muchos de los problemas de nuestra democracia,  hemos concluido que si los ciudadanos ejerciésemos un voto nominativo muchos de esos problemas no existirían, ¿Qué te parece a ti? ¿Solucionaríamos algo si pudiésemos votar directamente a nuestros representantes?

R.: Desde luego si se quiere regenerar la democracia española lo fundamental que debe hacerse es reformar la Ley electoral  para que los ciudadanos elijamos directa y nominativamente a nuestros representantes políticos, sobre todo a diputados y a senadores. Para mi lo ideal sería que una nueva ley electoral instaure un sistema abierto y mayoritario de representación política, por circunscripciones o distritos electorales, a doble vuelta, como en Francia, para elegir nominativamente a nuestros representantes, a los que en su caso podríamos exigir responsabilidades directas y, por supuesto, no volver a votarlos en el futuro si nos defraudan. Pero otro buen referente, en cuanto a elección directa de diputados, es el caso de Alemania porque combina el sistema mayoritario –típico del Reino Unido, donde en cada distrito se elige a un representante correspondiente a la papeleta uninominal más votada- con el proporcional, ya que en cada demarcación se elige a un número de representantes según el volumen de población.

En todo caso, en España debe abrirse ya un periodo transitorio, en el que se proceda a una rápida e intensa demolición del ruinoso e inservible Estado autonómico, con un gradual desmantelamiento del Régimen político de 1978 y la subsiguiente instauración de una verdadera democracia, que se concretará en la futura Constitución de una España europea. Entonces los ciudadanos volveremos a reconciliarnos con los políticos, porque sí que serán genuinos representantes nuestros al haber sido elegidos directamente por los españoles, de acuerdo con una nueva Ley electoral auténticamente democrática.

– Cuál es el camino para comenzar a salir de la crisis, más autonomía, más España o más Europa?

R.: Lo primero es diagnosticar la naturaleza de la crisis, para aplicar las medidas adecuadas. En España la crisis no es solamente económica, sino más bien política e institucional, e incluso ética, dada la generalización de la corrupción existente. Lo peor para España es que, actualmente, no se vislumbra la solución para salir de la crisis múltiple que padece; ni en lo político, ni en lo social, ni en lo económico. Ningún partido tiene un plan a largo plazo o una estrategia para sacar a España de la crisis, que incluya crecimiento económico a corto plazo para que disminuya el paro. Por ello la gente, que está harta de recortes sociales, copagos, repagos y mayores impuestos, expresa su profundo malestar en manifestaciones callejeras, cada vez más frecuentes. La mayoría de los españoles estamos convencidos de que la crisis la sufrimos los más débiles y de que apenas la pagan los políticos, las entidades bancarias y los más ricos.

En consecuencia, la fórmula para salir de la crisis yo la enunciaría así: más Europa, sí; pero logrando tener una España más centralizada y menos autonómica.

 

– Existe una creciente separación entre la sociedad real, la de los ciudadanos, y la clase, o casta política.  ¿A qué crees que se debe?

R.: En principio, se debe al inmenso malestar social generado por la crisis económica y la incapacidad de los dos últimos gobiernos de España (del PSOE y del PP) para resolver los graves y crecientes problemas económicos, sociales y políticos que nos aquejan, pues han generado un gran problema de desconfianza en nuestro sistema político.

Los dos grandes partidos acusan un gravísimo desgaste, tal vez por la ineficacia de sus dirigentes, por lo que aumenta cada vez más la divergencia entre los ciudadanos y los ineptos políticos. Los españoles no tenemos ya confianza en nuestros políticos: hemos perdido la fe en el Gobierno y en la oposición, porque estamos convencidos de que a la clase política lo único que le guía es el mantenimiento de sus privilegios.

El Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del mes de octubre pasado, recientemente publicado, concluye que ningún político español consigue el aprobado de los ciudadanos y que la práctica totalidad de los políticos pierden nota.

Los ciudadanos estamos convencidos de que la Partitocracia es la culpable de la brecha existente entre los políticos y la sociedad civil española, que cada vez agrandan más su divorcio. Ahora apenas quedan ya políticos con sentido de Estado dispuestos a ceder sus privilegios para que retorne el bienestar a los ciudadanos.  Los españoles somos conscientes de que se ha iniciado el ocaso del Régimen porque la ineptocracia de nuestra clase política es tan enorme que son incapaces de sacarnos de la crisis. Por ello, nadie pide ahora nuevas elecciones generales: todos estamos seguros de que ni el actual Gobierno del PP, ni un futuro gobierno del PSOE sabría sacarnos de la crisis. Ante esta trágica situación política, muchos españoles comprendemos que nos encaminamos irremediablemente hacia el final del Régimen político de 1978.

Dado el creciente divorcio entre los ciudadanos y los desprestigiados políticos, es preciso recordar que la soberanía reside en el pueblo y que nuestros representantes políticos son simples mandatarios nuestros; porque somos un pueblo que tiene mayoría de edad política y no necesita ser tutelado por los partidos, como ocurre actualmente.

En esta dramática situación política somos los ciudadanos los que tenemos que tomar la palabra y, en lo posible, el timón de España para encarrilar su rumbo y salvar lo salvable de esta nación arruinada. Es urgente hacer ya una reforma política que permita encaminarnos hacia la necesaria Constitución democrática mediante la convocatoria de unas Cortes constituyentes que instauren un modelo de Estado satisfactorio para la inmensa mayoría de los españoles.

– ¿Cómo te definirías políticamente?

R.: Como centrista, porque odio los extremismos.  Pero dado que el centrismo no es una ideología sino una actitud política, yo acepto las cosas que me parecen buenas tanto de la derecha como de la izquierda. No soporto los sectarismos, vengan de donde vengan. Por eso, no pertenezco a ningún partido. Prefiero mantenerme libre. Soy simplemente un intelectual preocupado por la miserable situación de España que nos ha dejado la egoísta Partitocracia y cooperaré intensamente con todas las personas y las organizaciones que trabajen eficazmente para sacar a España adelante dentro del marco de una Europa verdaderamente confederal.

 

Preguntas desde los blogs de la Red de Blogs Comprometidos:

– Desde el blog http://lascosasdetannhuser.blogspot.com.es/ te preguntan:

¿Crees que si triunfase en España un movimiento pro eliminación de las autonomías, nuestros “aliados” europeos y norteamericanos permitirían que las eliminásemos, cuando son, precisamente la mejor garantía de que jamás podamos ser un competidor serio para ellos?.

R.: Ciertamente algunos “aliados” nuestros, europeos y norteamericanos, no quieren una España poderosa que les pudiera hacer competencia; pero tampoco quieren una España miserable que sea una carga económica, financiera y política para la España del euro y para el capitalismo occidental.  Por ello, esos “aliados” quieren ahora que España mejore su situación económica y, en consecuencia, es preciso que haga reformas estructurales y que adelgace su gigantesca y ruinosa administración territorial. Precisamente el Banco Central Europeo, la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional quieren rescatar a España, pero a condición de que, entre las reformas estructurales exigidas, exista el compromiso firme del Gobierno español de reducir sustancialmente las Autonomías, sus presupuestos y su endeudamiento; entre otras cosas para que España tenga un mercado interior único y homogéneo donde sea más fácil operar para las empresas  extranjeras. Por lo tanto, si en España triunfase un movimiento pro eliminación de las autonomías, creo que esos “aliados” nuestros no solo lo permitirían sino que, además, lo estimularían.

 

http://mortalcontribuyente.blogspot.com.es envía esta pregunta:

Si tuvieras la ocasión de ser Presidente del Gobierno y la situación económica y social cuando accedes al cargo se encontrase en las mismas circunstancias que ahora, ¿Cuál sería la primera medida que tomarías en tu primer consejo de ministros?

R.: La de controlar lo mejor posible la totalidad del gasto público. Con tal fin procedería a obligar a todas las administraciones públicas a reducir sus gastos para ajustarlos a sus disponibilidades presupuestarias, prohibiéndolas endeudarse y castigando, incluso penalmente, a los gestores incumplidores. Paralelamente las obligaría a preparar sus próximos presupuestos en base cero; es decir, teniendo que justificar debidamente todas y cada una de sus partidas de gasto. Y finalmente, abriría un proceso de análisis y auditoría de todas las empresas públicas y entes autonómicos y municipales (incluso TVs autonómicas y locales) para proceder a suprimirlas, salvo que se demostrase fehacientemente  que son totalmente necesarias.

 

http://rebuznometro.blogspot.com/  te pregunta:

¿Qué es lo que más te duele de la España actual?

R.: La generalización de la corrupción a todos los niveles, especialmente la de los que tienen cargos públicos, cuyo comportamiento debería ser ejemplarizante. Para los particulares, sí que existe el Código Penal. Desde luego, la peor de las crisis que padece España es la de carácter ético que, además, es muy lamentable en el caso institucional, porque suele salir gratis a los infractores, generalmente políticos. En esta España de hoy es impensable que un cargo político tenga que dimitir por haber mentido;  por conducir borracho; por abuso,  sexual o de otra clase, de una persona subordinada suya en la escala política o militar (presunto uso de coacción); por dar una subvención pública indebida a familiares o amigotes; por no atender correctamente un cargo electo a los electores de su circunscripción; por presunta omisión de su deber con resultado de muerte de una o más personas; etc.

 

– Preguntas de http://elparnasillo.blogspot.com.es/ :

– ¿Consideras las redes sociales como la única herramienta que tienen en este momento los ciudadanos para acercarse a los políticos en la democracia?

R.: La redes sociales no son la única manera de conectarlos. Todos podemos dirigirnos a ellos individualmente por correo postal o electrónico, e incluso por teléfono. Lo que ocurre es que posiblemente nos hagan poco caso individualmente. Por ello, siempre que sea posible, conviene dirigirse a ellos a través de una asociación o de una organización o colectividad, por ejemplo asociaciones de consumidores, de vecinos, de usuarios, etc. o bien organizaciones empresariales o sindicales, colegios profesionales, etc. Los diputados y senadores tienen despachos en los edificios de las Cortes y, en principio, pueden recibir allí personalmente a los ciudadanos que lo soliciten.

 
– ¿Clasificas tú también a los políticos como el tercer problema de los españoles, después de la situación económica y el paro?.

R.: Sí, pero hay que tener en cuenta que el paro y la situación económica son dos aspectos, el personal y el general, de un mismo problema, ya que el paro se genera precisamente por la mala situación de la Economía. Si se analizan las últimas encuestas del CIS veremos cómo se está agudizando cada vez más la consideración de los políticos como problema. En efecto, los barómetros del CIS de septiembre y de octubre pasados cuantifican el aumento de la desconfianza de los españoles en sus políticos; pues aunque la clase política y los partidos políticos siguen siendo el tercer problema principal que existe hoy en España, la preocupación de los ciudadanos por la clase política está aumentando, como se observa en el siguiente cuadro:

Concepto                                               Septiembre                  Octubre

 

–          La clase política, los partidos políticos                 26,9 %                      30,5 %

–          El Gobierno y partidos o políticos concretos          3,2 %                        3,3 %

–          “Los recortes”                                                          4,8 %                        6,7 %

 
– Desde que comenzaste con tus trabajos de investigador histórico-político,  ¿Ha cambiado el interés de los españoles por la política?

R.: Sí, actualmente, hay mayor interés de los ciudadanos por la política, ya que anteriormente, en la dictadura franquista, estaba mal considerado “hacer política”; y en la democracia, tras el periodo de la Transición, los ciudadanos dejaron que la política la hicieran solo los políticos profesionales, mientras la Economía y el Estado del bienestar funcionaba más o menos bien. Es, sobre todo, a partir de la crisis económica cuando los españoles empiezan a preocuparse seriamente por la política ya que el Gobierno y los partidos parece que no saben enfrentarse a la crisis ni al creciente paro, y que comienzan a recortar el Estado del bienestar, a establecer copagos y a subir los impuestos. Entonces, ante el evidente fracaso de nuestros políticos los ciudadanos nos hacemos algunas preguntas: ¿son esos políticos idóneos y capaces de resolver nuestros problemas económicos y sociales?; ¿hemos elegido bien a nuestros representantes políticos?; ¿no serán ineptos porque tales políticos han sido elegidos por sus partidos y no directamente por los ciudadanos?. Si los partidos no eligen a profesionales que sepan gobernar y resolver eficazmente los problemas sociales y económicos, ¿será porque el Sistema falla?. ¿es eficiente o no el Régimen político de 1978, el Estado de las Autonomías, para solucionar los problemas que tiene ahora España? ¿es preciso que se instaure un nuevo modelo de Estado con una modificación sustancial de la Constitución?.

En los últimos años, al intentar obtener respuestas a estas cuestiones, es cuando se intensifica el interés de los españoles por la política, pues nos afecta negativamente cada vez más.

 

– Finalmente Joaquín, una muy documentada pregunta de http://pandacongafas.blogspot.com.es/ :

Hace un tiempo, mi padre me enseñó un libro de su niñez sobre la historia de España  escrito por Jose Luís Comellas. En el libro se narra un pasaje bastante desconocido de la historia de nuestro país. 

Los hechos se produjeron durante los primeros años de la 1a Republica, cuando el Gobierno aprobó el “federalismo” como modelo a seguir por España.  Paso a relatarlo literalmente como aparece en el libro:

 

Se ensayó “una república de republicanos puros”, a base del ala extremista del partido que eran los federales, y subió al gobierno el padre del federalismo, PI y MARGALL, subir al mando este señor y proclamarse “repúblicas federales” fue todo uno. 

     -La Federación de Barcelona hizo proclamar la República de Cataluña.

     -Málaga se hizo República Independiente de Madrid

     -Ese camino fue seguido por Cádiz, Sevilla, Granada, Valencia, Cartagena y otras muchas ciudades y hasta pueblos.

     -Utrera se declaró independiente de la República de Sevilla, estallando una guerra entre las dos .

     -Granada y Jaén también entraron en guerra.

     -Cartagena, que contaba con gran parte de la escuadra y una fuerte guarnición declaró la guerra a Madrid, conflicto sangriento que duró varios meses.

 

Bien, ahí va mi pregunta Joaquín: Con mis años, ni en el Colegio ni en el Instituto había oído hablar de semejante esperpento en la historia de España.  Crees que ¿Un pueblo que no recuerda su historia está condenado a repetirla?

 

R.: Por supuesto que sí, hay que recordar nuestra historia para no repetirla. Por eso, en principio, es bueno tener en cuenta la memoria histórica, siempre que se haga objetivamente, sin interpretaciones sesgadas por sectarismo, como ha ocurrido frecuentemente con lo relativo a la Guerra civil de 1936-39. En cuanto a la historia de la época que citas, de la primera República, a finales del siglo XIX, creo que nos ofrece una enseñanza fundamental: en España pervive la cultura de las taifas, por nuestro excesivo individualismo. Por ello, si nos dan derecho a una autonomía territorial, acabamos pidiendo Más: queremos la secesión, la independencia. Y si España se convirtiese en Estado federal entonces querrían ser estados federados las comunidades autónomas, pero también las provincias, las ciudades e, incluso, los pueblos grandes. En fin, el caos, como en la primera República: una España ingobernable y arruinada por los egoísmos de las taifas. El jefe del partido federalista, Francesc Pi i Margall, al proclamarse la primera República en 1873 ejerció el cargo de ministro de la Gobernación en el Gabinete de Figueras, a quien sucedió como presidente del país en junio de ese mismo año, en medio de una absoluta anarquía, pero solo pudo ejercer tal cargo un mes, porque las sublevaciones de los cantonales (Alcoy y Cartagena) le obligaron a dimitir el 18 de julio ante el imparable caos federalista.

– Joaquín, además de agradecerte tu tiempo y tu disposición, así como también todo lo que has ayudado al despegue de la Red de Blogs, te dejamos un espacio para que cierres esta entrevista, dirigiéndote a los blogueros de la Red y a todos nuestros lectores – visitantes en general:

Antes de terminar esta entrevista quisiera saludar a los blogueros integrantes de la Red de Blogs Comprometidos y agradecerles profundamente que me hayan hecho la presente entrevista. Por supuesto, quedo gustosamente a vuestra disposición para cooperar en las tareas en las que creáis que puedo aportar algo interesante.

Por último, quiero expresar también mi agradecimiento a los lectores visitantes de este blog de la Red de Blogs Comprometidos por haber tenido la paciencia de llegar hasta el final de esta amplia entrevista, leyendo atentamente mis contestaciones a las preguntas que los redactores de la Red  me han hecho. Desde luego, recomiendo a esos lectores que sigan con atención la evolución de los blogs y de los medios de la Red de Blogs en las redes sociales, porque pronto serán imprescindibles medios digitales de referencia, dado que los numerosos bloguers de la Red hacen sus excelentes aportaciones con buen criterio y objetividad, a pesar de la enriquecedora variedad de sus posiciones ideológicas, que pueden deducirse leyendo sus respectivos blogs.

 

==========

 

 

 

 

 

 

 

 

15 de noviembre de 2012 Posted by | ECONOMÍA, ESPAÑA, POLÍTICA | Deja un comentario

ALTERNATIVA A GOOGLE: IXQUICK

Impresionante buscador con características distintas y superiores al todopoderoso GOOGLE: ixquick

 

Lo podrás encontrar en ésta dirección: https://www.ixquick.com/esp/ AQUÍ

 

 

Dirigido a quiénes no quieren que el buscador se quede con su IP al usarlo, o que prefiere que sus búsquedas sean más exactas con el tema en el que está interesado.

 

Es rápido y su política y promoción es “EL MÁS CONFIDENCIAL DEL MUNDO”.

 

 

No destaca por nada especial visualmente, tampoco es necesario (Google tampoco, conste), puede buscar por páginas, por imágenes o por vídeos. Aunque no uses la dirección hacia el idioma español, cuando entras, automática detecta tu idioma y se muestra en él.

 

La función avanzada de búsqueda es muy útil. Pruébala.

9 de noviembre de 2012 Posted by | INTERNET, ORDENADORES | Deja un comentario

CON LA AYUDA DE TODOS

INFORMACIÓN SOBRE QUÉ PRODUCTOS COMPRAR PARA BOICOTEAR A ARTUR MAS Y LOS DEMÁS………………..

LISTA DE PRODUCTOS
Producto
Origen o sede en Cataluña
ALTERNATIVAS ESPAÑOLAS
Productos cosméticos-Droguería
Pañales
AUSONIA, DODOTS
HUGGIES
Compresas
EVAX, AUSONIA
CAREFREE, RENOVA, TAMPAX
Estropajos
Villeda
Ballerina, Scotch Brite, Ajax, Niquel nanas
Papel transparente y aluminio
Villeda
Albal
Detergentes
Colon, dixan, wipp express, norit, micolor, kalia, vernel
Ariel, Skip
Suavizante
Flor
Mimosin
Sanitarios
Harpic
Wc net, Pato wc
Lavavajillas
Mistol
Fairi, Ajax
Ambientadores
Ambipur/Airwick
Brise
Insecticida
Bloom, Cucal
Raid, Baygon
Lejía
Neutrex, Estrella
Ace
Friegasuelos
Teen, Neutrex
Xampa, Ajax, Don Limpio
Productos antical
Calgon, Calgonit
Marcas blancas
Aseo Personal/Belleza
Gel/Jabon
Sanex, Lactovit, la toja, Magno, Avena Kinesia
Heno de Pravia (productos GAL), Timotei, Roc, Dove, pond’s, NeutroBalance
Desodorantes
Fa
Axe, Nivea, Mum, Dove, Rexona
Champoo/Tintes
Schwarzkopf, Llongueras, Revlon, Loreal, Genesse
Garnier, Johnsons Baby, H&S, Pantene, Herbal Essences
Bebidas
Café
Nescafe, Bonka, Marcilla
Saimaza, La Estrella
Lacteos y derivados
Okey, Royal, Quesos Hotchland
Cholec, Puleva, Clesa, Dhul, Reina, El Caserío, Arla, San Millan, Kraft, La Vaca que ríe, President
Margarinas
Flora, Tulipan, Ligeresa
Arias, Artúa
Infusiones
Hornimans
Pompadour
Agua
Font Vella, Font D’or, Viladrau, Aquarel
Fuente Primavera, FuenteLiviana, Bezoya, Solán de Cabras, Solares
Agua con Gas
Vichi catalán
Marcas blancas
Cava
Codorniu, Freixenet, Segura Viudas, CastellBlanch, Delapierre, Rondel
Valenciano (Torre Oria, Dominio de la Vega, Carlota Suria) ; Extremeño (Bonaval, Lar de Plata)
Cerveza
Damm
Varias
Dulces, pan, repostería
Repostería
Donuts, Donetes, Bollycao, Phoskitos
Codan, La Bella Easo, Mildred, Dulcesol, Dulciora
Chocolate y similares
Kinder, Crunch, Paladin instantaneo, Nocilla, Gnutella, Colacao
Valor, Lacasa, Trapa, Amalia, marcas blancas, Nesquick
Pan de molde
Panrico, Brooks American Sandwich
Carolina, la Bella easo, Orio, Espigas
Galletas
Lu, Principe, Fontaneda, Artiach
Gullón, Cuetara, Siro
Dietéticos
Gerble, Santiveri, Biocentury
El Clérigo
Caramelos y chicles
Chupachups, caramelos Solano
Halls, Trident, Orbit
Edulcorantes
Natreen
Canderel
Carne y derivados
Embutidos
Casa Tarradellas, Casademont, Noel, Argal, fuet Espuña
Oscar Mayer, El Pozo, Campofrío, embutidos Palacios
Patés
La piara, Apis, Casa Tarradellas
Sanchez Romero Carvajal, Pamplonica, el Casal
Conservas y congelados
Helados
Frigo
Alacant, La Jijonenca, Menorquina y Helados Royne
Ultracongelados
La Sirena, Maheso
La Cocina, Frudesa, Findus
Conservas
Dani
Albo, Cuca, Calvo, Isable, Rianxeira
Otros
Miel
de la Granja San Francisco
Varias
Cereales
Nestle
Pascual, Kellogs
Salsas
Calvé, Hellmans, Ligeresa, Tomate frito Solis, Apis
Ybarra, Heinz, tomate Frito Orlando, Hida
Precocinados
Frescavida(Gallina Blanca), Knorr, Gallina Blanca, Caldos Aneto
Gigante Verde, Tortillas Campifood, la Cocinera, Frudesa, Findus, Marcas Blancas
Pizzas
Casa Tarradellas
Campofrío, Palacios
Pastas
Gallo, El pavo, Buitoni
La Ardilla, Miau, Giovanni Ranna
Especias
Ducros
Carmencita
Snacks
Matutano
Pringles, Snacks Geycar, La Carolina, La Madrileña, Vicente Vidal
Comida para animales
Affinity (dogs show, purina, brekkies excel)
Pedigree, Marcas Blancas
Baterías y pilas
Cegasa
Duracell
Marcas blancas
Productos
Caprabo, Alcosto
Dia, Carrefour, Alcampo, Plus, Mercadona (excepto pasta Hacendado y algunos productos de Deliplus, chocolates, etc
Otras marcas no ubicadas en Cataluña
Hero, Bamboleo, Gutarra, Helios, Bonduelle, Ybarra, Cofrusa, Clesa, Central Lechera Asturiana, Coca-cola, Sweppes, Don Simon, Grupo Pascual, Juver.
Las siguientes empresas tienen la sede social en Barcelona pero, o bien, no se fabrica allí, o bien, tienen fábricas por el resto del territorio español.
Litoral, Bimbo, Danone, La Lechera, maggi, Lanjarón, Sveltesse y Camy.
Grandes empresas ubicadas en Cataluña
Supermecados: Caprabo, Aldi y Condis.
Bancos y Cajas: La Caixa, Caja Cataluña, Banco Sabadell
Hoteles: Husa, Hesperia
Medios de Comunicación: La Vanguardia, Avui, Antena 3 TV (50%), Historia y vida, Interiores, Practica, Muyer Vital, PlayBoy, La revista dels Súpers, La Vanguardia Dossier, Què fem?, Qué más, Club, Salud y Vida.
Comunicaciones y electrónica: Terra, Basf, Sony, Festina-Lotus
Otros: Seguros Catalana Occidente, Fotoprix, Cafeterías Jamaica, Pepe Jeans, Gestmusic

5 de noviembre de 2012 Posted by | ECONOMÍA, ESPAÑA | Deja un comentario

¿PODEMOS LOS ESPAÑOLES CONSEGUIR ELIMINAR UNAS AUTONOMÍAS QUE NOS EMPOBRECEN?

Es cierto que esta crisis es global pero también que ha dejado al descubierto nuestras propias vergüenzas como país. Podemos seguir hablando sobre las causas, la burbuja inmobiliaria, los bancos excesivamente volcados en el sector constructor/promotor o las cajas arruinadas por  gestores políticos, incluso sin formación financiera, más preocupados de hacer un aeropuerto innecesario o un rascacielos megalómano como sede de una pequeña caja de ahorros; pero la situación es la que es y mientras otros países ya han salido de la crisis o están empezando a hacerlo, los españoles vemos como en España no se atisba la salida del túnel.

 

¿Se han preguntado porqué tenemos más paro que Grecia o porqué España tiene el mayor índice de pobreza de toda la Unión Europea? ¿Se han preguntado porqué somos el cuarto país de Europa con más impuestos si nuestro estado del bienestar y los servicios de los que disponemos son bastante más reducidos y sin embargo la Administración sigue teniendo un enorme déficit?   Nuestro principal problema es una administración sobredimensionada, excesivamente burocratizada y sobre todo muy muy costosa. Una administración cuyo excesivo coste repercute negativamente en el ciudadano al suponer mayores impuestos pero menos servicios.  Resulta por tanto paradójico que se siga recortando en lo que necesitamos y no en lo que sobra, en lo que no necesitamos y además nos cuesta muy caro de mantener.

 

Mientras en cuatro años 350.000 familias han perdido su casa y el paro roza ya los 6 millones de personas, es sorprendente que desde que empezó la crisis hasta finales de 2011, los empleados públicos aumentaran en 350.000, casi todos en las autonomías.  El número de funcionarios en España está por debajo de la media europea y no hay más personal sanitario en los hospitales ni más profesorado en los colegios pues, al contrario, entre 2010 y 2012, en las aulas españolas hay 80.981 alumnos más pero 4.526 profesores menos.  ¿Qué ocurre entonces?

 

En total, el traspaso de competencias del Estado a las comunidades autónomas ha implicado un traspaso de 821.357 empleados. Sin embargo los asalariados de las autonomías superan ya los 1.740.000 empleados. ¿Dónde están esos 900.000 empleados de más que tienen las autonomías si no hay más médicos ni más profesores? 520.000 son enchufados en las casi 3.000 empresas, agencias o fundaciones autonómicas creadas para colocar a primos, cuñados y demás cohorte de la casta política. Estas son las empresas que no han parado de contratar gente, incluso en plena crisis y mientras se subían impuestos y se recortaban servicios sociales o se despedía personal sanitario o de educación.  El resto, unos 400.000 son el producto de multiplicar por 17 la estructura de gestión. No es cuestión por tanto de mejorar la gestión de las autonomías; es un problema estructural.

 

¿Podemos pagar más por haber multiplicado por 17 la administración de la sanidad y que una ambulancia no te lleve a otra comunidad o que para que pueda hacerlo haya que gastar tiempo y sobre todo mucho dinero en convenios entre las 17 autonomías?

 

¿Es sostenible que cada comunidad tenga un sistema informático incompatible con el resto o que haya que gastarse los impuestos en crear “comisiones” de políticos y expertos para que los ordenadores puedan pasarse el historial médico de un paciente? ¿Tiene sentido que estemos pagando mucho más por gestionar la sanidad en lugar de dedicarlo a tener más hospitales y más personal sanitario o que un hospital de Canarias pida el historial de un paciente catalán, vasco o gallego y como mínimo tenga que buscar, y pagar, un traductor para no cometer un error médico?  Las mismas preguntas surgen si pensamos en la educación, la justicia…

 

 

¿Sabías que hay subvenciones a la abeja extremeña o la abeja catalana cuando en toda la península solo hay una única especie de abeja ibérica o que La Rioja tenía una Consejería de Sanidad autonómica, con toda su estructura y cargos, para gestionar un único hospital (ahora tres)?.  Que a pesar de que la Constitución Española dice que la política exterior es competencia exclusiva del Estado, la Junta de Extremadura creó en su día el cargo de asesora en Asuntos Africanos (sueldo 50.918 €)  y que las autonomías se gastan 310 millones de euros al año en “embajadas u oficinas exteriores”, destacando el caso de la ciudad de Sao Paulo donde existen 11 oficinas de autonomías a pesar de haber previamente una del Estado  [1].

 

Además del innecesario coste, el principal indicador del disparate autonómico es que somos el país que más informes emite y más burocracia genera, 17 mini-estados que dificultan la economía y hacen ingobernable el país.  ¿Tiene alguna lógica, después de tanto hablar del fomento de la economía para salir de la crisis, que un empresario pueda pasar un verdadero infierno burocrático,  con 17 normativas diferentes para todo, si abre un negocio con oficinas en varias autonomías?

 

 

¿España federal?

 

Mientras en Europa y el resto del mundo los países se unen buscando eliminar legislaciones, uniendo monedas, eliminando trabas administrativas y buscando hacer más sostenible y eficiente la administración para facilitar la creación de prosperidad económica y por tanto de empleo… en España nos inventamos las autonomías no sólo para multiplicar el gasto sino además la burocracia, y la ingobernabilidad.  Unas autonomías que nacieron para para integrar al nacionalismo vasco y catalán y teóricamente para acercar la administración al ciudadano pero que en la práctica se han demostrado insostenibles en cuanto se acabaron los generosos pero artificiales ingresos de la burbuja inmobiliaria.

 

Ahora, cuando la mayoría de los españoles quiere eliminar las autonomías o reducir sus competencias al mínimo, cuando Europa, el FMI… señalan a las autonomías como el principal problema que tiene España para salir de la crisis, muchos partidos (Psoe, IU, UpyD…) se afanan en pedir una España federal y otros como el PP se desviven en defender contra viento y marea la conveniencia del sistema autonómico con declaraciones tan sorprendentes como las de Javier Arenas proclamando que el PP defiende las autonomías todavía más que el PSOE. Otros políticos recurren a la demagogia y al discurso del miedo, pretendiendo asociar la eliminación de las autonomías con una supuesta disminución de las garantías democráticas.  Pero la democracia no depende de cuántos niveles administrativos y burocráticos se tengan (y se paguen) sino de cuestiones menos habituales en los discursos de nuestros políticos, pero muy necesarias, como la separación de poderes y la garantía de independencia de organismos de control como el Banco de España o el Tribunal de Cuentas. No hacen falta autonomías para tener y gestionar hospitales o colegios, pero sí hace falta una justicia totalmente independiente del poder político y sin ningún tribunal elegido por los partidos, sí hacen falta listas abiertas y partidos políticos más “democráticos”.  Aunque esos son temas que parecen no interesar a ninguno de los partidos del arco parlamentario estatal y autonómico, ni por supuesto a su cohorte de enchufados que igual prefieren el sistema actual que favorece la corrupción y el nepotismo.

 

Hay muy pocos países federales en el mundo y si miramos su origen, en su mayoría surgieron uniendo territorios independientes para buscar un mayor tamaño y eficiencia. Otros como Australia, se justifican por ser muy muy extensos. Aquí en España, sin embargo, hemos ido contracorriente, dividiendo un país, creando 17 burocracias y multiplicando sin necesidad y lo que es peor, sin control, el gasto de una administración pública excesivamente engordada.  Es curioso que, en todos estos países federales, sus estados tienen menos competencias y menor porcentaje sobre el gasto público total que las autonomías españolas.  Sirvan como ejemplo la comparación entre los landers alemanes que “sólo” administran un 20% del gasto público (y hace pocos años decidieron ceder aún más competencias al Estado alemán) y las autonomías españolas que controlan alrededor del 56% del gasto público total.

 

En su defensa de las autonomías, algunos proponen adelgazarlas o reducirlas a 6, 5, 4…  Si multiplicar la burocracia y el gasto al dividir la administración se ha demostrado innecesario y sobre todo caro, ¿tiene alguna lógica mantenerlas aunque sea reduciendo su número?.  Sin duda tendrían un menor sobrecoste, pero seguiríamos “tirando” nuestros impuestos en mantener una administración sobredimensionada en lugar de invertirlo en lo que nos interesa.

 

 

Administración Local: Diputaciones, Ayuntamientos, entidades comarcales…

 

Mientras el disparate autonómico nos ha llevado a tener las regiones más “engordadas” del mundo, tenemos sin embargo la administración local con menos competencias y porcentaje de gasto público de toda Europa, si exceptuamos a miniestados como Malta o Luxemburgo.

 

A diferencia de las autonomías, la administración local es necesaria, aunque también necesita reformas.  Es incomprensible por ejemplo que un alcalde pueda decidir su sueldo o que tengamos más de 8.000 ayuntamientos y centenares de organismos comarcales innecesarios.

 

Las Diputaciones deben servir exclusivamente para prestar servicios a los municipios que estos no puedan asumir o que sea más eficiente gestionar de forma conjunta: bomberos, basuras, arquitectos, recaudación de impuestos…). Sin embargo, para su cometido, las Diputaciones no necesitan generar normativa ni tampoco tener cargos políticos salvo quizá la presidencia. El resto, incluidos los puestos directivos, deben ser empleados y técnicos por oposición libre.

 

La situación es tan dramática y tan urgente la necesidad de reducir aún más el déficit para poder reducir impuestos y eliminar los recortes en los servicios sociales básicos, permitiendo así empezar a dejar de empobrecernos y salir de la crisis, que se hace obligatorio adelgazar la Administración.  Pero, al contrario de lo que se ha recortado hasta ahora, lo que hay que eliminar de la administración es lo que sobra, no lo que necesitamos. Hay que repensar la administración, disminuyendo costes innecesarios y buscando la eficiencia para poder dedicar los recursos a lo que verdaderamente nos interesa. Centralizar en el Estado todo lo que sea mejor y/o más barato ser gestionado de forma centralizada.  Con el tiempo parte de esas competencias irán a Bruselas pues, si queremos competir con los países emergentes, no nos queda más que unirnos, disminuir costes y buscar la eficiencia. Y por otro lado pasar a los Aytos y Diputaciones las competencias que se gestionan mejor desde la administración local; reformando profundamente las Diputaciones , suprimiendo entidades comarcales y fusionando ayuntamientos pequeños.

 

 

Pero, ¿es posible eliminar las autonomías?

 

La Constitución Española permite pero no obliga a tener una administración intermedia entre el Estado y la Administración Local.

 

Sería interesante analizar cómo han llegado muchas regiones a la autonomía o cómo incluso se obtuvo de forma ilegal en Andalucía. El estatuto de Cataluña de 2006 fue votado por menos de la mitad de los catalanes con derecho a voto (el 51,2% no lo votó). En el referéndum del primer estatuto andaluz, el 20 de octubre de 1981,  la abstención se acercó al 50% por lo que realmente sólo fue votado favorablemente por el 47,8% de los andaluces mientras el 52,2% no lo votó o lo hizo en contra o en blanco.  Peor aún son los datos del referéndum del segundo estatuto andaluz, el de 18 de febrero de 2007, donde  sólo acudió a votar el 36,28% de la población con derecho a voto por lo que el vigente estatuto de autonomía de Andalucía sólo fue votado favorablemente por el 31,05% de los andaluces.  7 de cada 10 andaluces no lo votaron o lo hicieron en contra o en blanco.

 

La estructura política e institucional de las comunidades autónomas está empobreciendo a los ciudadanos mientras sigue enriqueciendo a una casta política indigna.

 

En un primer paso, si hubiera voluntad política, se podrían empezar a adelgazar YA las autonomías: eliminación de TODAS las empresas, agencias y fundaciones públicas; eliminación o venta de las televisiones autonómicas; cierre inmediato de “embajadas” autonómicas y devolución inmediata de algunas trasferencias al Estado o los ayuntamientos.

 

En un segundo paso, habría que convocar referéndum y preguntar al ciudadano si está dispuesto  a seguir manteniendo el innecesario, ineficiente y caro sistema autonómico o prefiere ahorrarse los 86.000 millones anuales [2] que estamos pagando de sobrecoste para mantener las autonomías.

 

Es obvio que ningún partido va a tirar piedras sobre su propio tejado, sobre el sistema que da de comer a decenas de miles de enchufados en la Administración.  Así que esto sólo puede venir por auténtica exigencia ciudadana. Una sociedad civil activa no puede permitir que los intereses políticos terminen de arruinar a los españoles. Es hora de alejarse de consignas y movimientos partidistas, de sindicatos clasistas que sólo representan sus propios intereses o de medios de comunicación que sólo actúan como altavoces del mensaje de las castas políticas.  Sólo los ciudadanos españoles, de forma tan pacífica y civiliza como decidida y valiente, señalando y denunciando la situación podemos seguir despertando a la sociedad civil hasta que los partidos políticos terminen por tener que admitir la realización de un referéndum sobre las autonomías y las reformas estructurales que necesitamos para garantizar la democracia y evitar que nos vuelva a estafar la casta política en un futuro.

 

¿Cuántas veces hemos visto casos de corrupción en políticos de PP, PSOE, IU, CIU, PNV… que son defendidos por sus propios partidos o que incluso salen impunes tras recurrir hasta tribunales elegidos por el poder político o porque el delito ha prescrito?.

 

Y sin embargo, ¿cuántas veces hemos sentido sana envidia al oír cómo en Reino Unido un ministro dimite por mentir sobre una multa de tráfico o en Alemania hace lo mismo otro ministro por copiar su tesis doctoral?

 

 

El Presidente del Gobierno puede solicitar al Congreso de los Diputados autorización para efectuar un referéndum consultivo sobre el tema de las autonomías. (Ley orgánica 2/1980). El Congreso por mayoría absoluta puede autorizar la convocatoria y el Presidente del Gobierno solicita al rey su convocatoria. (Art.92.2 Constitución Española).   Desde este punto, para la ejecución del Referéndum se aplica el Régimen Electoral General (Ley Orgánica 5/1985).

 

Si el resultado del referéndum obliga a cambiar la Constitución, debe procederse a aplicar el artículo 167 de la Constitución Española e iniciar el trámite correspondiente.

 

 

Una inmensa mayoría de ciudadanos empiezan a señalar con el dedo a las autonomías como el principal problema que tenemos los españoles para poder hacer sostenible la administración y mantener el estado del bienestar.  Es cierto que las castas políticas siguen aferrándose a ellas mientras prefieren seguir recortando servicios y cargando el peso de esta crisis sobre el ciudadano.  Pero, si en Reino Unido o Alemania un ministro se ve obligado a dimitir por una simple multa de tráfico, ¿cuánto tiempo aguantará aquí una casta política indigna (desde la izquierda hasta la derecha pasando por los nacionalistas) sin atajar el cáncer autonómico que nos está arruinando, si la sociedad civil sigue empobreciéndose pero empieza a levantar su voz pacíficamente para señalar con el dedo a la raíz del problema?

 
@FueraAutonomias

 

 

[1] Datos del libro “La casta autonómica” de Sandra Mir y Gabriel Cruz.

[2] Datos del Banco de España referidos al año 2011.

 

 

 

Colectivo FueraAutonomias

 

www.reddeblogscomprometidos.com

 

 

Artículos legales relacionados con el tema:

Constitución Española:

Artículo 62.

Corresponde al Rey:

a. Sancionar y promulgar las Leyes.

b. Convocar y disolver las Cortes Generales y convocar elecciones en los términos previstos en la Constitución.

c. Convocar a referéndum en los casos previstos en la Constitución.

d. Proponer el candidato a Presidente del Gobierno, y en su caso, nombrarlo, así como poner fin a sus funciones en los términos previstos en la Constitución.

e. Nombrar y separar a los miembros del Gobierno, a propuesta de su Presidente.

f. Expedir los decretos acordados en el Consejo de Ministros, conferir los empleos civiles y militares y conceder honores y distinciones con arreglo a las Leyes.

g. Ser informado de los asuntos de Estado y presidir, a estos efectos, las sesiones del Consejo de Ministros, cuando lo estime oportuno, a petición del Presidente de Gobierno.

h. El mando supremo de las Fuerzas Armadas.

i. Ejercer el derecho de gracia con arreglo a la Ley, que no podrá autorizar indultos generales.

j. El Alto Patronazgo de las Reales Academias.

 

Artículo 92.

1. Las decisiones políticas de especial trascendencia podrán ser sometidas a referéndum consultivo de todos los ciudadanos.

2. El referéndum será convocado por el Rey, mediante propuesta del Presidente del Gobierno, previamente autorizada por el Congreso de los Diputados.

3. Una Ley orgánica regulará las condiciones y el procedimiento de las distintas modalidades de referéndum previstas en esta Constitución.

 

Artículo 167.

1. Los proyectos de reforma constitucional deberán ser aprobados por una mayoría de tres quintos de cada una de las Cámaras. Si no hubiera acuerdo entre ambas, se intentará obtenerlo mediante la creación de una Comisión de composición paritaria de Diputados y Senadores, que presentará un texto que será votado por el Congreso y el Senado.

2. De no lograrse la aprobación mediante el procedimiento del apartado anterior, y siempre que el texto hubiere obtenido el voto favorable de la mayoría absoluta del Senado, el Congreso por mayoría de dos tercios podrá aprobar la reforma.

3. Aprobada la reforma por las Cortes Generales, será sometida a referéndum para su ratificación cuando así lo soliciten, dentro de los quince días siguientes a su aprobación, una décima parte de los miembros de cualquiera de las Cámaras.

 

 

Ley Orgánica 2/1980

Artículo 6.

El referéndum consultivo previsto en el artículo 92 de la Constitución requerirá la previa autorización del Congreso de los Diputados por mayoría absoluta, a solicitud del Presidente del Gobierno. Dicha solicitud deberá contener los términos exactos en que haya de formularse la consulta.

5 de noviembre de 2012 Posted by | ECONOMÍA, ESPAÑA, ESTUDIO, POLÍTICA, REFLEXIONES | Deja un comentario

   

El BOE nuestro de cada día

Web de noticias extraídas del Boletín Oficial del Estado

NOTICIAS EN GENERAL

Selección de noticias por PEAZODECOCK

FOTOGRAFÍA DE PEAZODECOCK

Hablemos de fotografía.

EL BLOG DE PEAZODECOCK

El lobo de internet

LA COLINA

Un libro de PEAZODECOCK

SEMU DEL ACEHÚCHI

El blog de todos los acehucheños.

A %d blogueros les gusta esto: