EL BLOG DE PEAZODECOCK

El lobo de internet

DOSER: LA NUEVA DROGA QUE NO SE TOMA, SINO QUE SE ESCUCHA

Pues sí, aunque os suene raro u os quedéis sorprendidos con el título, no hay trampa ni cartón. Por lo visto, a unos volados de un laboratorio se les ocurrió la idea de estudiar las ondas binaurales del cerebro cuando estamos bajo la influencia de algún psicotrópico y reproducirlas en formato mp3 para que nosotros solitos nos pongamos morados en nuestras casas.

¿Donde está el truco? Pues que si quedáis satisfechos con las dosis de prueba de cada una de las casi 120 drogas auditivas que han generado, podréis conseguir a un módico precio más dosis en su página web. Vamos, que los tíos son tus camellos virtuales y sin saltarse ni una sola ley antidroga. La verdad es que si el negocio les va bien se van a montar en el dólar.

Lástima que a algún pirata se le haya ocurrido escribir un crack de registro que nos permite enchufarnos por el morro todo lo que queramos.

Ahora bien, centrémonos en el programita. Os podéis descargar de aquí la versión de prueba. Conseguiréis un archivo .rar que, extraído, nos dará una carpeta con el ejecutable, un tutorial y las dosis de prueba (carpeta dose files). Una vez ejecutado, veremos algo como esto:


En esta ventana encontraremos, investigando un poco, algunas opciones interesantes como asociar los archivos de dosis (no os perdáis el icono, muy instructivo y que transmite confianza)
o cambiar el skin.

Pero a lo que vamos, le damos a “open dose” y… voilà, se nos abre un completo abanico de drogas en plan “¿su dosis, señor?” en el cual podemos elegir entre drogas como marihuana, peyote, cocaína, heroína, cristal y otras dosis como café cargado, anestesia y algo llamado “Divinorum”.

Me parece muy interesante mencionar que también hay una dosis que te provoca un sueño lúcido y otra que te hace caer dormido y al rato te despierta. Si investigáis un poco por ahí sabréis cual es cual.

Bueno, una vez tengamos decidido qué vamos a tomar, abrimos la dosis, nos ponemos unos auriculares a medio-alto volumen (según dicen esto es imprescindible), nos situamos en una posición cómoda y clickamos en “play dose”. Entonces el archivo empezará a sonar. Oiremos una serie de estática (ruidos variados) que empezarám a hacer mella en nuestras neuronas del mismo modo en que lo hacen las drogas no-virtuales, pero sin el desgaste físico que éstas producen. O sea, nuestro organismo estará emulando los efectos de dicha droga.

Según pase el tiempo de administración, que varía según la droga, (lo podemos ver en la barra de progreso) iremos notando los cambios en nuestro cuerpo hasta que estemos totalmente puestos. Es recomendable no interrumpir la dosis si no queremos perder parte de su potencia.

Y esto es, en principio, todo lo que debemos saber para usar este curioso software.

Y ahora hablemos de su eficacia, es decir, ¿funciona realmente I-doser?. He estado leyendo opiniones por ahí y hay para todos los gustos, un 50-50, diría yo.

Hay mucha gente que dice que es una pérdida de tiempo, que se han tirado entre 20 y 40 minutos oyendo ruidos y voces y lo único que han conseguido es un dolor de cabeza, pero hay también un alto porcentaje de personas a las que les ha funcionado perfectamente y han tenido experiencias realmente asombrosas, como quedar anestesiados durante un buen rato o conseguir un efecto similar al de la marihuana, entre otros.
Algunas personas dicen haber probado varias dosis y solamente han conseguido el funcionamiento con algunas de ellas, lo que me hace suponer que también depende de cada cerebro o que incluso entra en juego la autosugestión.

De todas maneras, esto es algo que me gustaría probar, y posiblemente lo haga y os cuente cómo me ha ido en unos días, pero también albergo cierto temor hacia la experimentación con el cerebro y las neuronas. Es decir, ¿quién me dice a mí que esto no es perjudicial, o que un mal funcionamiento del software me pueda provocar lesiones permanentes?. Estamos jugando con algo que es, en parte, desconocido. Ya sé que quizás me estoy poniendo algo paranoico, pero toda seguridad es poca. Seguramente no sea nada pero quiero asegurarme antes de nada, aunque mucha gente ya lo ha probado.

Bueno, pues si os animáis a probarlo, ya me contaréis, dejad vuestras opiniones en comentarios y lo debatimos. Como recomendación, he leído que podemos empezar con la dosis F_Roast, el café bien cargado, que simplemente acelera las pulsaciones y te hace sudar un poco. ¡Buena Suerte!

Aunque todo esto suena un poco a cuento chino, si funciona, va a traer un revuelo impresionante, y va a dar mucho que hablar, llegando a replantearse incluso la definición de droga y las leyes en su contra.

10 de septiembre de 2010 Posted by | DOSER, DROGAS | 2 comentarios

   

El BOE nuestro de cada día

Web de noticias extraídas del Boletín Oficial del Estado

NOTICIAS EN GENERAL

Selección de noticias por PEAZODECOCK

FOTOGRAFÍA DE PEAZODECOCK

Hablemos de fotografía.

EL BLOG DE PEAZODECOCK

El lobo de internet

LA COLINA

Un libro de PEAZODECOCK

SEMU DEL ACEHÚCHI

El blog de todos los acehucheños.

A %d blogueros les gusta esto: