EL BLOG DE PEAZODECOCK

El lobo de internet

LAS CUENTAS AL DESCUBIERTO DE LA IGLESIA CATÓLICA

Anoche me pasaron el enlace de este vídeo, emitido en junio por 13TV y en el que se aborda un tema sobre el que la izquierda cristianofóbica ha mentido e intoxicado hasta hartarse: el dinero que recibe la Iglesia, su procedencia y en qué fines se emplea. En el reportaje se puede ver la labor social que hace la Iglesia Católica en España, una labor social que si tuviese que asumirla el Estado a precios de mercado saldría mucho más cara y exigiría a todos los contribuyentes aún más esfuerzos de los que ya nos están exigiendo.
La última mentira anticatólica: decir que la Iglesia no sufre los recortes
Y ya que hablamos de las mentiras de ciertos elementos cristianofóbicos, aprovecho para desmontar la última trola que ha lanzado cierta izquierda tras el anuncio de recortes hecho por el gobierno esta semana, trola según la cual la Iglesia no ha padecido ningún recorte. Para empezar, como ya he señalado aquí muchas veces y como reitera el vídeo, la Iglesia no recibe fondos de los Presupuestos Generales del Estado. Lo que recibe es lo que millones de contribuyentes le asignados libremente a través de nuestro IRPF. A continuación detallo el dinero recibido por la Iglesia a través de su casilla en el IRPF, desglosado en años fiscales, desde que empezó la crisis:

  • 2008: 252,6 millones de euros
  • 2009: 249,4 millones de euros
  • 2010: 248,2 millones de euros

Los datos del ejercicio fiscal 2011 (cuyo IRPF se cerró hace unos días) aún no están disponibles. Como podéis comprobar, entre 2008 y 2010 -año en que empezaron los recortes- el dinero recibido por la Iglesia a través del IRPF se venía reduciendo a pesar de aumentar el número de constribuyentes que marcaban la casilla de la Iglesia:

  • 2008: 7.195.155 declaraciones con la X de la Iglesia
  • 2009: 7.260.138 declaraciones con la X de la Iglesia
  • 2010: 7.454.823 declaraciones con la X de la Iglesia

La Iglesia recibe menos dinero pero aumenta un 110% su ayuda a Cáritas
A pesar de ello, y ya sin contar las constribuciones que hacen Diócesis y parroquias a los más necesitados -en muchos casos incontables, ya que son muchas veces los párrocos, como se ve en el vídeo, quienes afrontan buena parte de esa tarea-, el Fondo Común Interdiocesano ha aumentado constantemente el importe de sus donativos a Cáritas:

  • 2008: 1,9 millones de euros
  • 2009: 2,9 millones de euros
  • 2010: 4 millones de euros
  • 2011: 5 millones de euros
  • 2012: 5 millones de euros

Un dato a modo de resumen: a pesar de ver sus ingresos vía IRPF reducidos de forma constante, entre 2008 y 2010 el Fondo Común Interdiocesano aumentó sus donativos a Cáritas en un 110,5%. Es decir, que a pesar de las cada vez mayores dificultades económicas que tiene que afrontar, la Iglesia redobló su ayuda a los pobres. ¿Y aún hay individuos que se atreven a atacar demagógicamente a la Iglesia a cuenta de los recortes?
Los sindicatos reciben más que la Iglesia pero sin hacer su labor social
Para que nos hagamos una idea, y a modo de comparación, en el mismo periodo los sindicatos recibieron las siguientes subvenciones del Estado (pagadas por todos los contribuyentes, seamos afiliados o simpatizantes de esos sindicatos o no):

  • 2008: 312 millones de euros
  • 2009: 310,9 millones de euros
  • 2010: 305,1 millones de euros

¿Alguien ha visto a los enfermos, hambrientos y personas sin hogar acudiendo a pedir ayuda a las sedes de los sindicatos? Es obvio que no, porque a pesar del dineral que reciben los sindicatos no tienen ni comedores sociales, ni hospitales de beneficencia, ni casas de acogida para gente sin techo, ni nada por el estilo.
El escenario que buscan ciertos extremistas: cuanto peor, mejor
Obvia decirlo, a la vista de estos datos, pero por si alguien aún no se ha enterado ni siquiera tras ver el reportaje, si la Iglesia no hiciese ese enorme esfuerzo a favor de los más necesitados y tuviese que asumirlo el Estado, las cuentas públicas estarían mucho peor y los recortes aún serían más drásticos. A veces me da la sensación de que lo que les molesta a algunos, precisamente, es que no estemos ante un escenario como ése, con una Iglesia barrida del mapa, con un Estado incapaz de asumir la labor social que desempeñaba la Iglesia, y con muchas miles de personas necesitadas viviendo situaciones de auténtica desesperación, porque sólo es en situaciones tan extremas cuando ciertos fanáticos consiguen algún eco en la sociedad. Son precisamente los que cargan con más odio e irracionalidad contra la Iglesia, incluso contra sus obras sociales, y para ello no tienen escrúpulos en difundir los bulos más colosales para intoxicar a la opinión pública y desprestigiar a los católicos.

Fuente

14 de julio de 2012 Posted by | ECONOMÍA, ESPAÑA, IGLESIA | 4 comentarios

LA IGLESIA NO DEBE PAGAR EL IBI

Al igual que no lo pagan los partidos políticos, sindicatos, SGAE, Ministerio de Hacienda, o incluso el Hotel Ritz de Madrid. 
La Iglesia ya estaba aquí antes que España.

Mucho se viene escribiendo en las últimas semanas acerca de los supuestos privilegios fiscales de que disfruta la Iglesia Católica en España. Se llega a afirmar que vive en un “paraíso fiscal”, que no paga impuestos y que en estos momentos de recortes y de incremento de la presión tributaria, es la única entidad que no se aprieta el cinturón. ¿Qué hay de verdad en todo esto?
1. El origen del régimen fiscal de la Iglesia. El régimen fiscal de las Instituciones de la Iglesia Católica en España deriva, en primera instancia, del Acuerdo entre la Santa Sede y el Estado Español para Asuntos Económicos suscrito el 3 de enero de 1979. Un acuerdo en el marco de la Constitución Española, con rango de tratado internacional y refrendado por una inmensa mayoría del Congreso y del Senado. Por cierto, la Santa Sede mantiene acuerdos de esta naturaleza con más de cien países. Dicho acuerdo prevé una serie de beneficios fiscales en sus artículos 3º y 4º para una lista cerrada de entidades de la Iglesia (fundamentalmente Conferencia Episcopal, Diócesis, Parroquias y Órdenes y Congregaciones religiosas). Para el resto, remite a la legislación general de entidades no lucrativas. Desde 1979 hasta hoy, este régimen fiscal ha tenido variaciones motivadas por las distintas modificaciones tributarias de nuestro país como la introducción del IVA, la Ley de reforma de las Haciendas Locales, etc. Estas modificaciones dieron lugar a órdenes ministeriales, reales decretos y disposiciones adicionales en las normas principales, que en su gran mayoría, fueron consultadas o notificadas previamente a la Conferencia Episcopal, tal y como prevé el protocolo adicional del mencionado acuerdo.
En el campo de las entidades no lucrativas, en 1994 se aprueba la ley 30/1994 de fundaciones y de participación privada en actividades de interés general, una norma que en sintonía con las tendencias tributarias europeas, establecía estímulos fiscales para favorecer la participación de la iniciativa privada en aquellas actividades que benefician a colectividades genéricas de ciudadanos y que, en consecuencia, ahorran esfuerzos económicos a la administración. Las entidades de la Iglesia quedaron aquí incluidas por asimilación.
No obstante, la modificación más importante se produce en diciembre de 2002 cuando se aprobó en España la denominada ley de mecenazgo (ley 49/2002, de 23 de diciembre de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo). Esta norma, en su Título II, establece el régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos, régimen al que se incorpora no solo la Iglesia Católica sino también el conjunto de Iglesias, confesiones y comunidades religiosas que tienen suscritos convenios de colaboración con el Estado Español (es decir, Iglesias Evangélicas, comunidades Israelitas y Comisión Islámica). Así figura en la disposición adicional novena.
Por tanto, a día de hoy, nos encontramos con un régimen fiscal que supera ampliamente el ámbito de las exenciones previstas en el Acuerdo de 1979 y que en absoluto puede catalogarse como un privilegio único de la Iglesia sino que su Régimen Fiscal se aplica, de idéntica manera a Fundaciones, Asociaciones de utilidad Pública, ONG´s de ayuda al desarrollo y Federaciones Deportivas, entre otros, así como al resto de confesiones religiosas.
¿Cuál ese régimen fiscal? Veamos los aspectos más significativos.
2. El Impuesto sobre Sociedades. Las instituciones de la Iglesia están obligadas a declarar por el Impuesto sobre Sociedades como cualquier otra entidad, aunque se les permite hacer consolidación fiscal por diócesis o provincia religiosa. En relación con este impuesto, el artículo 4.1.b. del Acuerdo establece una exención general de este impuesto, que no alcanza “a los rendimientos que pudieran obtener por el ejercicio de explotaciones económicas, ni a los derivados de su patrimonio, cuando su uso se halle cedido, ni a las ganancias de capital, ni tampoco a los rendimientos sometidos a retención en la fuente”
Esto ha sido así, substancialmente, hasta 2002 con la aprobación de la ley de mecenazgo. Esta ley ha establecido, en su artículo 6º, para el conjunto de entidades mencionadas , las siguientes:
a) Donativos, cuotas de afiliados y subvenciones. Todas estas estaban ya amparadas en el Acuerdo de 1979 para la Iglesia.
b) “Las procedentes del patrimonio mobiliario e inmobiliario de la entidad, como son los dividendos y participaciones en beneficios de sociedades, intereses, cánones y alquileres”.
c) “Las derivadas de adquisiciones o de transmisiones, por cualquier título, de bienes o derechos, incluidas las obtenidas con ocasión de la disolución y liquidación de la entidad”, es decir cualquier incremento de patrimonio.
d) “Las obtenidas en el ejercicio de las explotaciones económicas exentas a que se refiere el artículo siguiente”, y que son:
Centros de asistencia social; hospitales; investigación científica: gestión de bienes declarados de interés cultural; representaciones teatrales, musicales, cinematográficas y circenses: gestión de parques y espacios naturales protegidos; centros de enseñanza regular: realización de exposiciones, conferencias y cursos; elaboración, edición, publicación y venta de libros, revistas y material multimedia; prestación de servicios de carácter deportivo (salvo para profesionales); actividades económicas complementarias a la actividad principal de la entidad, y actividades de pequeña cuantía (inferior a 20.000 al año).
Aunque se establecen algunos requisitos para el acceso a la exención, en la práctica, este artículo supone que la mayoría de las fuentes de financiación de las entidades no lucrativas, han quedado exentas de tributación.
3. Tributos Locales. El caso del IBI. Los Acuerdos de 1979 establecen, para las instituciones de la Iglesia en sentido estricto, una lista cerrada de bienes inmuebles con exención de Contribución Urbana, hoy IBI. Se trata de las parroquias, sus locales y la curia Diocesana, Seminarios y Universidades de disciplinas eclesiásticas, así como las casas parroquiales, residencia del Obispo y los edificios destinados a residencia de Órdenes y Congregaciones religiosas. Por supuesto, estas exenciones cerradas están vinculadas a que los bienes sean propiedad de estas instituciones, es decir, las viviendas particulares de los sacerdotes no están exentas.
Por su parte, la actual ley de mecenazgo establece explícitamente, en su artículo 15.1. que “estarán exentos del Impuesto sobre Bienes Inmuebles los bienes de los que sean titulares, en los términos previstos en la normativa reguladora de las Haciendas Locales, las entidades sin fines lucrativos, excepto los afectos a explotaciones económicas no exentas del Impuesto sobre Sociedades”
Por tanto, al amparo de este artículo, las entidades no lucrativas y también la Iglesia están exentas de pago de IBI de aquellos bienes donde se realizan las actividades enunciadas anteriormente.
Por su parte, siguen sin estar exentos de IBI aquellos bienes en los que se realiza una explotación económica que no esta exenta, es decir, que no figura en la lista anteriormente mencionada. Por eso, afirmar que la Iglesia esta exenta de IBI es falso y confuso; primero, porque tiene el mismo régimen que cualquier fundación y segundo porque sí paga IBI por los bienes que no están amparados por la ley de mecenazgo (parkings, explotaciones agrarias, repostería, restauración, etc.).
4. Otros beneficios fiscales. Existen otro conjunto de beneficios fiscales que son compartidos con las entidades no lucrativas. Entre ellos destacan: La exención del Impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos (“la plusvalía”), cuando surge por bienes exentos de IBI. La exención del Impuesto sobre Sucesiones. La exención del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales.
Por otra parte, conviene destacar que en 2007 la Iglesia renunció, en el marco del acuerdo de financiación, a la exención que disponía de IVA en la entrega de bienes inmuebles. Tributa por IVA como cualquier entidad. Cabe señalar, por último, que la única peculiaridad relevante de la regulación fiscal de la Iglesia y que la diferencia de las entidades no lucrativas es la exención en el I.C.I.O. para los bienes citados en los acuerdos. A día de hoy es una exención propia de la Iglesia, derivada de la redacción de los acuerdos, aunque hay que destacar que en la propuesta de reforma de la ley de mecenazgo que se encuentra en el parlamento se incluye generalizar la exención a todas las entidades no lucrativas y a todos los bienes que tienen exención por IBI.
En resumen, se puede afirmar que, a día de hoy, la Iglesia dispone del mismo régimen fiscal que se aplica a otras instituciones no lucrativas del país, el mismo que tienen otras confesiones religiosas. No hay privilegios. Gracias a estos beneficios, nuestras instituciones realizan y seguirán realizando una importantísima labor a favor de la sociedad, atendiendo demandas de los ciudadanos y con ellos devolviendo con mucho el esfuerzo fiscal realizado. Es sin duda una inversión social muy rentable.

28 de mayo de 2012 Posted by | ESPAÑA, IGLESIA, IMPUESTOS, POLÍTICA, Uncategorized | Deja un comentario

QUITAR LA EXENCIÓN DEL IBI A LA IGLESIA

FUENTE ORIGINAL: http://berbellin.wordpress.com/2011/10/25/la-iglesia-y-la-exencion-del-ibi/

Una reflexion del Padre Jose Manuel.
En algunos ayuntamientos de Madrid Izquierda Unida está pidiendo a la iglesia que renuncie al privilegio de su exención del IBI. Y creo que puede ser bueno aclarar a la gente qué es eso. Ya sabes, por si te parece oportuno publicarlo.

En estos días se han levantado voces que solicitan que la iglesia deje de estar exenta del pago del IBI, el impuesto de bienes inmuebles, porque es un privilegio y porque en estos tiempos de crisis los ayuntamientos no se pueden permitir el renunciar a lo recaudado por ese concepto.
Quiero con esta entrada aclarar algunas cosas sobre ese supuesto privilegio de la Iglesia católica, haciendo dos consideraciones.
 

PRIMERA CONSIDERACIÓN. La exención del IBI  (impuesto sobre bienes inmuebles) no es en absoluto un privilegio especial de la iglesia católica. Atentos a todos los exentos de IBI:

  • Servicios públicos (Defensa, Seguridad, Educación y Servicios penitenciarios).
  • Los inmuebles destinados a usos religiosos por aplicación de Convenios con la Santa Sede, con Federación de Entidades Religiosas Evangélicas, con Federación de Comunidades Israelitas y con la Comisión Islámica.
  • Pertenecientes a gobiernos extranjeros o que les sea de aplicación la exención por convenios internacionales.
  • Los pertenecientes a Cruz Roja.
  • Los terrenos ocupados por las líneas de ferrocarriles y los edificios enclavados en los mismos terrenos.
  • Colegios concertados.
  • Pertenecientes al patrimonio histórico-artístico.
  • Entidades sin fines lucrativos
Y no digamos las ventajas fiscales de que gozan partidos políticos y sindicatos: no tienen que declarar lo ingresado por cuotas, las subvenciones, las donaciones, los rendimientos de sus actividades económicas, los rendimientos procedentes de las rentas de su patrimonio.
Pues ya ven. Nadie pide que partidos políticos y sindicatos renuncien a sus enormes ventajas fiscales. Nadie que paguen el IBI las mezquitas o templos budistas. Nadie clama por el pago del IBI de embajadas o colegios, o grandes palacios. Ni exigen que lo pague el ejército o las comisarías, las estaciones de RENFE o las cárceles. No. Nada de nada, pero que lo pague la Iglesia.
SEGUNDA CONSIDERACIÓN. Leo que se pide el pago del IBI por parte de la Iglesia porque en un momento de crisis los ayuntamientos necesitan ese dinero. Pues se me ocurren varias cosas. Pero sólo me voy a detener en una de ellas.
Esta crisis está generando evidentemente una gran pobreza. ¿Qué están haciendo por los pobres las embajadas, los propietarios de los grandes palacios, las mezquitas…? ¿Qué están haciendo por ellos los ayuntamientos? Porque a Caritas nos llegan cada día personas enviadas por sus ayuntamientos para que les echemos una mano, ya que ellos andan justos de presupuesto. No los envían a los sindicatos ni a los partidos, a las mezquitas o sinagogas, embajadas o legaciones diplomáticas. No. A las parroquias.
En esta parroquia de un servidor llevamos atendidas más de 250 personas sin trabajo, de las que ya han conseguido empleo más de ochenta. Ayudamos con alimentos a treinta familias a las que se llena el carro de la compra dos veces al mes. Y no es nada. Compañeros tengo que atienden a ciento cincuenta familias.

Pues ya ven la solución. Que el IBI lo pague la Iglesia para ayudar a salir de la crisis. Justo a la institución que más está haciendo por sacar adelante a esa gente, justo a esa, que le suban los impuestos.

Y los partidos y sindicatos, tan solidarios ellos, ¿no van a renunciar a alguno de sus privilegios? ¿Nadie va a pedir que paguen el IBI las embajadas de USA, Rusia, Cuba o China? ¿Nadie exigirá impuestos a las mezquitas? ¿Y a Renfe? ¿Y a la duquesa de Alba?
Pues no, que pague la Iglesia. Y mientras, los ayuntamientos enviándonos pobres porque ellos no tienen presupuesto. Ayer nos llegaron otras dos familias derivadas desde la junta municipal.

Resulta divertido: Iglesia, que paguen ustedes el IBI, que hay que salir de la crisis, y de paso que me atiendan a estas familias, que me he quedado sin presupuesto.

10 de noviembre de 2011 Posted by | ECONOMÍA, ESPAÑA, IGLESIA, RELIGIÓN | 4 comentarios

LAS CIFRAS DE LA IGLESIA CATÓLICA

Estas son las cifras de la odiada Iglesia Católica:
5.141 Centros de enseñanza; 990.774 alumnos. (Ahorran al Estado 3 millones de euros por centro al año) 107 hospitales (Ahorran al Estado 50 millones de euros por hospital al año) 1.004 centros; entre ambulatorios, dispensarios, asilos, centros de minusvlidos, de transeúntes y de enfermos terminales de SIDA; un total de 51.312 camas (Ahorran al Estado 4 millones de euros por centro al año)
 
Gasto de Cáritas al año: 155 millones de euros (salidos del bolsillo de los cristianos españoles)
 
Gasto de Manos Unidas: 43 millones de euros (del mismo bolsillo)
 
Gasto de las Obras Misionales Pontificias (Domund): 21 millones de euros (Imaginan de dónde sale?)
 
365 Centros de reeducación para marginados sociales: ex-prostitutas, ex-presidiarios y ex-toxicómanos; 53.140 personas. (Ahorran al Estado, medio millón de euros por centro)
937 orfanatos; 10.835 niños abandonados. (Ahorran al Estado 100.000 euros por centro)
 
El 80 % del gasto de conservación y mantenimiento del Patrimoniohistórico-artístico. (Se ha calculado un ahorro aproximado al Estado de entre 32.000 y 36.000 millones de euros al año)
 
A todo esto tenemos que sumar que casi la totalidad de personas que trabajan o colaboran con Manos Unidas, Cáritas, etc son voluntarios ‘sin sueldo'(aunque a algunos les extrañe es cierto, hay personas que trabajan por los demás sin pedir a cambio un salario), realizando su labor  para ayudar a los demás sin pedir nada a cambio. En cuánto podríamos cuantificar su trabajo?
 
Esta es la razón por la cual el Estado sigue dando algunas ayudas a la Iglesia Católica, porque le sale muy, pero que muy barato. Lo asombroso es que nadie (o muy pocos) saben de este ahorro esencial para que la economía española ‘vaya bien…’.
Como contrapartida cuantos comedores para indigentes ha abierto CC.OO.?
Cuantos hospitales para enfermos terminales y de SIDA mantiene abiertos UGT?
 
A donde puede ir un necesitado a pedir un bocadillo a la sede del PP? o a la del PSOE? o a la de IU?…
 
Pues todos estos viven de nuestros presupuestos…
 
Reenviemos este artículo para que llegue a quienes critican injustamente a la Iglesia por cualquier motivo Por qué nos vamos a avergonzar de nuestra Iglesia? Nos sentimos orgullosos de ser católicos.
 
Por qué no se da publicidad a todo esto en la prensa, la radio o la televisión, vamos a darlo nosotros, pero en CCOO.
 
El valiente tiene miedo del contrario; el cobarde, de su propio temor“. (Quevedo)




Ahora vas, ¡y lo cascas!…

22 de agosto de 2011 Posted by | ECONOMÍA, ESPAÑA, IGLESIA | Deja un comentario

   

El BOE nuestro de cada día

Web de noticias extraídas del Boletín Oficial del Estado

NOTICIAS EN GENERAL

Selección de noticias por PEAZODECOCK

FOTOGRAFÍA DE PEAZODECOCK

Hablemos de fotografía.

EL BLOG DE PEAZODECOCK

El lobo de internet

LA COLINA

Un libro de PEAZODECOCK

SEMU DEL ACEHÚCHI

El blog de todos los acehucheños.

A %d blogueros les gusta esto: