EL BLOG DE PEAZODECOCK

El lobo de internet

GENOMA VACUNO HUMANO


Pues sí, resulta que eso de los “cuernos” lo vamos a llevar implícito los humanos. Bromas aparte, el genoma vacuno coincide en un 83% con el humano, no sé si tomarme una tila para que mi respiración sea más relajada después de haber leído sobre ésto.

El genoma es todo el material genético contenido en las células de un organismo en particular. Por lo general, al hablar de genoma en los seres eucarióticos nos referimos sólo al ADN contenido en el núcleo, organizado en cromosomas. Pero no debemos olvidar que también la mitocondria contiene genes (véase genoma mitocondrial). El término fue acuñado en 1920 por Hans Winkler, profesor de Botánica en la Universidad de Hamburgo, Alemania, como un acrónimo de las palabras gene y chromosoma.[1]

En el caso de los seres humanos, el genoma nuclear tiene 6.000 millones de pares de bases, lo que incluye dos copias muy similares del genoma haploide de 3.000 millones de pb. El término diploide indica que un organismo tiene dos copias del genoma en sus células, debido a la presencia de pares de cromosomas homólogos.

El genoma no analiza la diversidad genética o el polimorfismo de los genes de una especie. Por ejemplo, en el genoma humano la secuencia en principio podría ser determinada con sólo la mitad del ADN de una célula de un individuo. Para conocer una variación particular o en enfermedades se requiere la comparación entre individuos.

Un equipo de científicos ultimó el estudio de los genes de un rumiante comparándolos con ?los de otros mamíferos.

El mapa genético permitirá mejorar la identificación de los animales más aptos para producir leche y carne.

El mapa genético de la vaca ha sido completado por un consorcio internacional de 300 investigadores de 25 países. Ya había sido divulgado en partes muy significativas, a medida que se fueron identificando los marcadores genéticos de la vaca inglesa Dominette, pues el proyecto de secuenciación del genoma bovino ha durado seis años, alcanzando los primeros resultados en el 2005. Ahora se revelan por vez primera las características genéticas de un rumiante, para mejorar la producción láctea y de carne de este ganado, comparando su evolución con la del hombre, que fue el que lo domesticó.

En definitiva, se trata de afinar más en la selección de toros y vacas, buscando en ese pequeño porcentaje de genes que diferencian unos de otros combinaciones de alelos que produzcan las mejoras poblaciones comerciales. Podrán seleccionarse las vacas que mejor resistan enfermedades (incluso desórdenes fatales como la encefalopatía espongiforme), las que coman menos y sean más precoces sexualmente, las que produzcan más leche, rica en proteínas, grasas y otras sustancias; las reses de carne más tierna, y los toros más manejables, sanos y fértiles.

En sendos artículos que publica la revista Science se da cuenta de que el genoma bovino lo componen al menos 22.000 genes y tres mil millones de pares de bases de ADN. Según uno de los padres del proyecto, el director del Instituto de Biología Genómica de la Universidad de Illinois (EE.UU.), Harris Lewin, el genoma de la vaca se parece más al de los humanos que al de los ratones. Los investigadores están especialmente interesados en los genes que intervienen en el sistema inmunitario del vacuno frente a las enfermedades (en la lactancia genera una proteína con acción antimicrobiana que protege al ternero), la producción de leche, su metabolismo y aparato digestivo. El 83% de los genes de las vacas son idénticos a los del hombre, aunque ambas especies están separadas por 60 millones de años de evolución. Tienen 149 fragmentos cromosómicos prácticamente iguales y 29 pares de cromosomas de la secuencia de la vaca son los que determinan su utilidad para los humanos. Las repeticiones y duplicaciones en el genoma son claves, también para su excepcional capacidad de convertir de forma eficiente un forraje de baja calidad en carne y leche muy energéticas.

Los investigadores del proyecto, en el que hubo españoles del Centro de Regulación Genómica, la Universidad Pompeu Fabra y el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León, trataron de identificar evoluciones a nivel molecular que caracterizan a la vaca, mamífero con cuatro estómagos. Eso ayudará a conocer mejor la función de algunos genes humanos y sus complejas estructuras e interacciones.

24 de abril de 2009 Posted by | ESTUDIO, GENOMA, INVESTIGACIÓN, MEDICINA, Uncategorized | Deja un comentario

SÓLO 7 MINUTOS DE VIDA

Científicos españoles y franceses lograron, por primera vez, lo que muchos han soñado: “resucitar” un animal extinto, el Bucardo, a través de la clonación. El éxito solo duro 7 minutos, pero abrió la puerta a futuras clonaciones. Algunos investigadores piensan que seria conveniente clonar un Mamut, para que camine por las praderas de California ? Nosotros nos preguntamos porque no clonar un Trex y liberarlo en el Central Park?

La clonación de especies extintas es un tema complicado. A simple vista, todos estamos de acuerdo en “recuperar” especies que vivieron sobre el planeta y que por razones climáticas o por la mano del hombre ya no habitan la Tierra.

Pero donde esta el limite? O mejor dicho ¿Debe existir un limite? En el caso de que no exista un limite, que también a simple vista, es lo mas correcto, se podría dar el caso de lo ocurrido en el film Parque Jurásico, en donde los humanos se convierten en aperitivos de Velociraptors o de un Tiranosauro Rex.

Con respecto a la cabra montés pirenaica o Bucardo, esta fue declarada protegida en 1973, pero cuando el plan de conservación para salvar a la especie fue finalmente ejecutado en 1993, sólo quedaban 10 ejemplares. Increíble pero real, 20 años les tomo a los políticos españoles y franceses declarar una ley de protección. La especie quedo declarada extinta en el 2000, cuando la última de su clase, una hembra llamada Celia, fue encontrado muerta “aplastada” por la caída de árbol.

La recién nacida íbice murió 7 minutos despues de ser clonada por defectos físicos en sus pulmones.

Retomando el tema de la clonación de especies y aunque parezca un final amarillista pensar que un raptor se coma a mi perro, es una posible realidad.

Para que no existan tales problemas, deberíamos centrarnos en lo mas importante: Proteger a las especies para que no se extingan.

5 de febrero de 2009 Posted by | ANIMALES, INVESTIGACIÓN | Deja un comentario

   

El BOE nuestro de cada día

Web de noticias extraídas del Boletín Oficial del Estado

NOTICIAS EN GENERAL

Selección de noticias por PEAZODECOCK

FOTOGRAFÍA DE PEAZODECOCK

Hablemos de fotografía.

EL BLOG DE PEAZODECOCK

El lobo de internet

LA COLINA

Un libro de PEAZODECOCK

SEMU DEL ACEHÚCHI

El blog de todos los acehucheños.

A %d blogueros les gusta esto: